Germán Yanke: “Ahora parece que hay que acomodar el artículo al titular del jefe”

El periodista Germán Yanke

cuv3 acudió a el I Congreso de Columnismo y Periodismo de Opinión celebrado en la Universidad Complutense, donde pudimos hablar con Germán Yanke, que desde 2007 firma una columna en el diario “ABC” además de colaborar en la tertulia matinal que dirige Ernesto Saenz de Buruaga “Así son las mañanas” de la COPE.

Pregunta: Sus primeros pasos fueron en El Correo Vasco y más tarde en la edición de El Mundo del País Vasco. En 2000 llega a Madrid. ¿Dónde es mas difícil batallar, en el País Vasco o en la capital?

Respuesta: Es distinto. Para nuestra profesión Madrid al ser la capital tiene mas oportunidades que en una ciudad mas pequeña. Hay mucha más masa crítica para poderse hacer con un hueco profesional. El periodismo en el País Vasco ha sido muy complicado. Cuando trabajaba en El Mundo todos los días teníamos un grupo de gente de Herri Batasuna gritando contra los periodistas cada vez que alguien entraba o salía. Existía la amenaza. Muchos compañeros estaban amenazados. Mi gran amigo José Luis López de Lacalle fue asesinado por ETA. Hacer periodismo en esas condiciones era un poco complicado.Yo me traje el problema a cuestas. Cuando llegué a Madrid me enteré de que mi nombre salía entre los objetivos de la banda. A pesar de todo, creo que buena parte del cambio en la sociedad vasca ha sido gracias a periodistas y columnistas políticos.

P.Para alguien como usted que ha vivido la amenaza terrorista de primera mano, ¿qué supone el fin de ETA?

R-Yo creo que ellos amagan con no haberse disuelto y con algunas amenazas. El problema no está resuelto. Lo que no cabe duda es que las cosas son muy distintas. No por mérito de ellos. Yo siempre digo que el problema de ETA, como solía decir  Vladimir Jankélévitch, un filósofo francés, es que “la única marcha atrás del nazismo fue Stalingrado”,es decir, cuando se le venció con la fuerza ajustada de derecho. Con ETA pasa lo mismo, ha dejado de matar con este cese definitivo porque no podía seguir hacia delante. Yo creo que hay que seguir manteniendo esa vigilia, eso sin negar que la situación es bastante distinta que antes.

 P. Su etapa mas conocida fue en Telemadrid, primero como presentador del informativo de mediodía y poco después presentando “Diario de la noche”, que fue un éxito. ¿Cómo fue su experiencia en Telemadrid y cómo fue su salida?

 R-El éxito de “Diario de la noche ” fue haber copiado un modelo bueno. Copiamos el modelo de “News nights” de la BBC2, con los medios que había en Telemadrid, que no eran los mismos que los de la BBC. Era un telediario de la noche en el que se daban las claves del día. Había mucha opinión, no solo de los que hacíamos el programa sino de gente variada para que la gente se pudiese hacer una idea tranquila y subjetiva, naturalmente, de la realidad. En todos los medios pero sobre todo en las cadenas públicas hay un efecto de control de la política, yo noté al cabo del tiempo que en un sector del gobierno de Madrid no le gustaba la orientación que tenía. Y llegó un momento en el que cuando se me plantearon algunas exigencias para seguir que a mí no me parecieron lógicas, y opté por marcharme. Tengo la sensación agridulce pero ningún rencor, si lo hubiese tenido ya se me ha pasado con el tiempo.

P. La crispación que existe en la sociedad española, ¿beneficia a los creadores de opinión?

R- Yo puedo juzgar por mí mismo. A mí me encantan columnistas con los que no coincido casi nunca en nada pero que tienen un punto de vista interesante y que plantean argumentos de un modo que te hacen pensar. Yo creo que ese periodismo, ese columnismo, así razonable y serio acaba triunfando. Bien es cierto que hay una tendencia de que el periodismo se contagia de la sociedad o de que la sociedad se contagia del periodismo. A veces la crispación esta creada en la política y en los medios de comunicación y se contagia a la sociedad más que al revés.

 P.¿Cree que en los medios de España se sigue sin respetar la profesionalidad frente a la ideología?

R- Sí. También hay que tener en cuenta que desgraciadamente los medios españoles en su mayoría son débiles empresarialmente y muy dependientes hasta ahora de las administraciones públicas y de la publicidad pública y que todo eso afecta. Tenemos mucho que avanzar en el campo de la libertad de prensa. Yo comprendo que con todas esas dificultades y con la enorme crisis económica esté complicado.

 P. ¿Se están perdiendo los valores y principios fundamentales del periodismo?

R- Creo que tenemos mucho que mejorar, los medios y los periodistas y hay muchas cosas que se están haciendo mal y que esa idea de “me salgo con la mía a costa de ser razonable” muchas veces se impone. Hace un tiempo cuando uno hacía un análisis de los medios de comunicación podía observar en sus portadas que los temas que aparecían eran los mismos con enfoques distintos y eso me parece muy enriquecedor y muy interesante. Pero cuando uno empieza a ver que lo que no interesa a la línea editorial no aparece en la portada o en todo el periódico, ya uno empieza a sospechar de que está mediatizado el oficio periodístico por otros objetivos y eso hace mucho daño a la profesión. Se suele comentar en la profesión como tópico que hace mucho tiempo, uno llegaba con la noticia y el director o el redactor jefe ponía el titular en la portada y que ahora el director o redactor jefe pone el titular en la portada y hay que acomodar el artículo al titular que se ha puesto. Eso es una vulneración de los principios fundamentales del periodismo contra la que hay que luchar.

(Visited 238 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.