Los diseños de Jean Paul Gaultier cobran vida

Exposición Jean Paul Gaultier
La Odisea, una de las salas de la exposición
La Odisea, una de las salas de la exposición (Foto: Paloma Sánchez Celemín)

El miedo nunca formó parte de la moda, pero cuando estás rodeado de oscuras paredes, te envuelve una luz tenue y es un maniquí parlante quien da la bienvenida, cuesta creer que se trata de la exposición de Jean Paul Gaultier, uno de los grandes de la alta costura y prêt-a-porter. Pero pronto el miedo desaparece y los temores se transforman en fascinación al ser recibido en la primera sala por sirenas que cantan y marineros que sonríen.

“Respeto las individualidades y amo las particularidades. Mezclo, encajo, recolecto, desvío y mestizo los códigos. Pasado, presente, aquí, allá; masculino, femenino, distinguido, ordinario, todo convive”,  asegura Jean Paul Gaultier en una de las citas que se pueden leer en una de las seis salas que componen esta exposición.

Bautizado como el enfant terrible de la moda,  el modisto ha sido el mejor en personificar las posturas, los deseos, la estética y las ambigüedades de la juventud de los años 80. Desde que lanzó su primera colección de prêt-a-porter en 1976 “ha sido el único, junto a Yves Saint Laurent, en hacer arte de verdad por su forma de combinar los tejidos y las prendas”, como aseguró Andy Warhol.

Ha sido el Museo de Bellas Artes de Montreal, en colaboración con la Maison Jean Paul Gaultier y la Fundación Mapfre, el  que ha hecho posible que los madrileños puedan disfrutar de la trayectoria del diseñador, desde el 6 de octubre hasta el 6 de enero del próximo año, en el conocido paseo de Recoletos de la capital.

Jean Paul Gaultier, Pedro Almodóvar y Kylie Minogue

Las 124 obras expuestas están distribuidas en las distintas salas con una temática diferenciada. Javier Trujillo, fiel seguidor de la obra del diseñador, salió fascinado de la exposición: “Me ha parecido espectacular. El montaje, la originalidad de proyectar el movimiento de los ojos y la boca en las caras de los maniquíes y la distribución me ha parecido diferente a todo lo que había visto hasta ahora”.

Una de las salas más concurridas es la llamada Metrópoli, que cuenta con el Body corsé que lució Kylie Minogue en su gira “X tour”, o el vestuario de películas como La piel que habito o La mala educación, dirigidas por el cineasta español Pedro Almodóvar, quien quiso acompañar al propio diseñador en la inauguración de la exposición.

Moda al alcance de todos los públicos

Quien crea que se requieren altos conocimientos sobre moda para comprender la exposición, se equivocan. Si no, que le pregunten a Elena Suárez, que tras salir de trabajar decidió acudir a la exposición movida por la curiosidad.

“No tengo ni idea de lo que me voy a encontrar aquí dentro. Desconozco la trayectoria de Jean Paul Gaultier y su trabajo”, aseguró convencida recogiendo el ticket de entrada. A medida que iba adentrándose en las salas, la expresión le cambiaba: “Me está encantando. Me parece muy interesante, mucho más de lo que esperaba”.

Pero si eres un experto como María de Cabo, diseñadora de vestidos de novia, acudirás a la exposición para enriquecerte. Como “enamoradas de Gaultier”, María y su equipo cogieron el día libre para ver el genio que es. Aseguraron que “sirve de inspiración para ver la costura, cómo corta, para verlo todo. Es uno de los maestros y estamos fascinadas”.

La exposición de Jean Paul Gaultier está siendo una de las más visitadas de la capital. Las colas para acceder los fines de semana  son interminables, incluso se llegan a agotar las entradas, tal y como afirma Inés Cabello, recepcionista de la Fundación Mapfre.

Y no es de extrañar, ya que no deja indiferente a nadie. No sabemos si por la oscuridad de sus salas, la tenue luz que te envuelve o el maniquí parlante que despide a la salida.

Con información de Paloma Sánchez Celemín

(Más información en el Título de Moda de Villanueva)

About Blanca de la Peña Peces

Alumna de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en Centro Universitario Villanueva.

1 comments

Deja una respuesta