“El Arte de Cartier” al alcance de todos

El Museo Thyssen-Bornemisza presenta, del 24 de octubre al 17 de febrero de 2013, la exposición “El Arte de Cartier”, en la que despliega todo el lujo de la famosa firma francesa. Para esta colección el Museo Thyssen-Bornemisza ha seleccionado cuidadosamente más de 400 piezas, agrupadas en seis bloques temáticos, que ilustran la evolución estilística de la firma.

Junto a las piezas expuestas en cada sala, en las paredes se proyectan ampliaciones de páginas de los cuadernos bocetos, dibujos preparatorios y de producción procedentes de los Archivos Cartier. Este archivo es un tesoro desconocido por la mayoría del público y ofrece, sin embargo, una información de excepción para entender la Colección en todo su sentido y explicar cómo, para quién y por qué fueron creadas muchas de las piezas, desde su concepción en los talleres hasta el día de su venta. Por ello cobra también un destacado protagonismo en el recorrido de la muestra.

Prestigiosos préstamos

La exposición incluye prestigiosos préstamos de casas reales como es el caso de la Familia Real Española, que ha prestado piezas como la diadema estilo Guirnalda, regalo del rey Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia en 1920, y que actualmente la Reina Sofía utiliza en actos oficiales. Por otro lado el Palacio de Mónaco ha aceptado que sean expuestas varias creaciones Cartier de su propiedad, como las joyas que la Princesa Gracia luce en las fotos oficiales de su boda en 1956, regalos del Príncipe Rainiero III.

Existen cierto número de piezas adquiridas recientemente que se presentan por primera vez al público. Entre ellas, destaca el collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor, regalo de su tercer esposo, el productor Mike Todd. También se encuentran encargos de lo mas atrevidos; los de la actriz mexicana María Félix. Fascinada por los reptiles, recurrió a la firma para crear un original collar “Serpiente” con los pendientes a juego, así como su collar “Cocodrilo”.

Esta exposición da buena cuenta además de la colección de relojes diseñados por Cartier desde sus inicios.  Desde que abrió sus puertas al público en 1983, la casa Cartier ha creado relojes de diversos tipos. En 1911, el reloj de pulsera “Santos”, que hace honor a un regalo que Louis Cartier hizo al aviador brasileño Alberto Santos-Dumont, empezó a comercializarse como el primer reloj concebido para ser llevado únicamente en la muñeca.

La colección de piezas inspiradas en la flora y la fauna, no ha dejado indiferente a nadie: motivos en forma de pájaros, libélulas, flores exóticas y, especialmente, las famosas creaciones felinas, de gran realismo y maestría técnica de esta firma. Pero sin lugar a duda la parte de la colección que llama más la atención entre los visitantes, es la que muestra una completa selección de tiaras convertidas en símbolo exclusivo de la realeza. Las grandes diademas de Cartier son encargos tanto de la realeza como de las grandes fortunas de este mundo, que rivalizaban en esplendor con la nobleza de las cortes europeas.

(Visited 256 time, 1 visit today)