Salón de Otoño de la Casa de Vacas: arte para todos los gustos

Lugar de la exposición del LXXIX Salón de Otoño
Lugar de la exposición del LXXIX Salón de Otoño

El Centro Cultural Casa de Vacas del Parque del Buen Retiro acoge hasta el próximo 28 de noviembre el 79º Salón de Otoño, promovido por la Asociación Española de Pintores y Escultores. En él tiene cabida una exposición en la que un numeroso grupo de artistas ofrecen al público de manera gratuita la posibilidad de contemplar sus obras, tan diversas como pinturas, esculturas, grabados, acuarelas, fotografías o dibujos.

Pese a que la inauguración oficial se produjo el viertes 16, la exposición ya llevaba a disposición del público dos días en los que no ha faltado afluencia. Gran parte de los visitantes reconoce que de no ser por el hecho de haber estado en el propio Parque del Retiro no habría podido enterarse de la existencia de este evento.

Aunque sin embargo sí había otras personas que lo tenían marcado en su agenda. “Leí un cartel hace una semana por el que me enteré de que esto estaría aquí y como soy un enamorado de la pintura y del arte en general decidí venir a verlo”, relata una de las personas que asistió a la exhibición.

La concurrencia de gente que se da en el conocido parque madrileño ayuda también a la divulgación, tal y cómo afirma otro de los visitantes: “No me había enterado de esto pero como vengo mucho por aquí siempre me paso por estos sitios para ver si han puesto algo nuevo”.

En todo caso lo que todos los visitantes que fueron preguntados parecen tener claro es que el arte gusta y de hecho es de agradecer el tener a entera disposición lugares como la Casa de Vacas. Por poner alguna pega, “me gustaría que estas exposiciones duraran más”, comentaba uno de los asistentes, que por otro lado recomendaba  acudir a ver las composiciones de unos autores poco conocidos para el público común pero muchos de ellos “con muy buenas maneras”.

La importancia de la seguridad

Por otro lado, la seguridad ofrecida por la Casa de Vacas para salvaguardar los cuadros y esculturas de posibles hurtos comprende un equipo que trabaja dobles turnos de mañana y tarde, así como de un vigilante nocturno que se encarga de la vigilancia a partir del horario de cierre de las 21:30 horas y que ya han tenido la curiosa necesidad de no permitir la entrada a uno de los propios autores al no haberse abierto al público la exposición en aquel momento.

La exposición que se desarrolla ya en la Casa de Vacas ha sido llevada a cabo por iniciativa de la Asociación Española de Pintores y Escultores, así como del propio Ayuntamiento de Madrid junto con la colaboración de una serie de entidades privadas como la fundación MAXAM, el Grupo Urtisa-Arpada y el Corte Inglés.

About Darío Soriano Gallego

Estudiante de 3º de periodismo