La naturaleza en su estado más salvaje está en el Retiro

Cabinas expositoras situadas en el Paseo de Coches del Retiro
Cabinas expositoras situadas en el Paseo de Coches del Retiro

El Parque del Buen Retiro acoge durante este mes y hasta mediados de diciembre la exposición itinerante Wild Wonders of Europe, maravillas salvajes de Europa, en un tramo del Paseo de Coches. Se trata de una serie de fotografías de la fauna y flora europea que tiene como principal cometido concienciar a la gente acerca de los peligros que corre la naturaleza, así como promover la renaturalización de los entornos agrícolas que están siendo abandonados, aprovechando ese terreno para reinsertar especies extintas o en vías de extinción propias del país. La exposición, compuesta por un centenar de fotos, llega a Madrid después de haber pasado por otras cuatro grandes ciudades europeas como son La Haya, Copenhague, Berlín y Praga.

Un proyecto ambicioso

La exposición comienza junto a la Fuente del Ángel Caído con la imagen de un oso pardo, la primera de estas cien fotografías seleccionadas entre un total de 200.000 que han tratado de acercar al ciudadano la diversidad del continente europeo a través de este trabajo que ha durado más de mil días y en el que han sido fotografiados tanto animales como parajes de 48 países distintos.

Las imágenes han sido organizadas en una disposición de cabinas en las que puede contemplarse una fotografía por cada lado con una descripción sobre el estado de amenaza actual de cada especie o terreno. Además en el costado de las cabinas se han introducido declaraciones de los propios fotógrafos, naturalistas y ciertas personalidades con el objetivo de alentar a los ciudadanos a aprender a valorar la importancia de la naturaleza, la biodiversidad y el crecimiento sostenible. La única pega posible en este aspecto es que pese a que las imágenes cuentan con iluminación artificial, que no es usada ni siquiera cuando la luz natural comienza a escasear.

Poca afluencia

La afluencia registrada estos días en el Retiro no ha sido especialmente amplia pero lo cierto es que resulta inevitable contemplar la exposición aunque no sea de forma concienzuda debido a que se trata de una iniciativa gratuita realizada en un espacio al aire libre.

“Es una buena forma de hacer llegar la naturaleza a la gente y además incita al aprendizaje”, decía uno de los visitantes, “encantado” de poder disfrutar de la exposición aunque no especialmente “sorprendido”. También había quienes en cambio mostraban su preocupación acerca de si se trataba de una iniciativa pública o privada: “disfruto como todo el mundo de estos eventos pero no creo que  se trate de algo prioritario si se da el caso de que se esté pagando con el dinero del contribuyente”.

Este evento, patrocinado principalmente por Rewilding Europe junto a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid, seguirá emplazado en la Capital hasta el 15 de diciembre. En él no faltan referencias a  especies autóctonas como el lince ibérico, el flamenco o el búho real, además de otros muchos ejemplares de diversos países europeos y más de una curiosidad que a buen seguro no dejará a nadie indiferente.

About Darío Soriano Gallego

Estudiante de 3º de periodismo