Una enviada especial en las barricadas de la Primavera árabe

Esther Sanz Sieteiglesias (La Razón), durante su visita al Centro Universitario Villanueva (Foto: Cloe García)

Periodista internacional de La Razón, Primavera árabe, Libia, Marruecos, elecciones a senador en Estados Unidos, lo habitual es que toda esta relación de palabras invite a imaginar a un hombre curtido en la profesión, valiente y experimentado, pero no, se trata de Esther Sanz Sieteiglesias, una joven de 28 años que ya lleva sobre sus hombros el peso de esta trayectoria.

Sanz Sieteiglesias, que acudió al Centro Universitario Villanueva a dar una charla, tenía claro qué era lo que quería y sin darse cuenta resultó que lo que deseaba era la perfecta definición del Periodismo, es decir, del arte de contar historias.

Ella simplemente quería ser periodista “desde un país raro” y ese país fue Túnez. Era un territorio que hasta el momento no importaba, que no tenía corresponsales, solo enviados especiales, hasta que todo dio un giro: había que cubrir la caída de Ben Alí. “Fue muy difícil, no conocía a nadie, no tenía fuentes, tenía mucho miedo, había francotiradores y barricadas”, explica.

Asegura que durante la carrera se aprenden muchas cosas pero nadie la había ensañado correr y a recibir gases lacrimógenos. A pesar de su valentía comenta cómo, con la inocencia de una niña, llamó a sus padres y les preguntó si conocían algún remedio contra esos gases que la nublaban la vista. Se pasaba el día llorando, pero no era por miedo.

Pero sus vivencias en Tynes, como se denominaba al país en la antigua Grecia, no terminaron aquí. Tras la caída de un régimen que duró 23 años llegaban tiempos de cambio, tiempos de elecciones. El final de la etapa de Ben Alí no coincidió con el final de los episodios violentos, explica la periodista, ya que la población civil tenía que estar preparada para reaccionar ante cualquier acontecimiento inesperado. Tan es así que se llegaron a publicar artículos como el de la revista infantil tunecina ‘Qaws Quzah‘ (Arco Iris), en el que se detallaban los pasos para la construcción de un cóctel molotov.

“Se acabó la etapa de corrupción”

El 23 de octubre de 2011 se convirtió en la fecha clave para el camino hacia la democracia en el país del Magreb, ya que se trataba del día de las primeras elecciones libres. Ya no se verían más policías de Ben Alí “escoltando” a los ciudadanos para asegurarse de su voto. Se acabó la etapa de corrupción electoral en la que hasta los muertos votaban, aseguró la periodista.

Esta nueva era para Túnez llegó de la mano del partido de  “Ennahda” (Renacimiento), formado por islamistas moderados. La prohibición del dictador de formar partidos políticos hacia los islamistas, para sorpresa de América y Europa, acabó culminando en una victoria. “En Occidente tenemos una mentalidad muy paternalista para con los países árabes”, explica la periodista.

Pero según afirma la redactora de La Razón, ninguno de estos cambios hubiese sido posible sin la figura inspiradora de Mohamed Bouazizi, el joven de 26 años que se inmoló a lo bonzo provocando así una ola de manifestaciones.

Mujer, enviada especial y países árabes

Su experiencia profesional no se queda en Túnez sino que se amplía a otros territorios árabes como Marruecos y Libia. Ser mujer en este mundo es a la vez un pro y un contra”, resalta Esther Sanz.

Durante su estancia en estos países también tuvo la oportunidad de hacer un reportaje sobre las barricadas, en el que confiesa que sintió mucho miedo puesto que estaba sola, por la noche, en un pueblo y rodeada de hombres, pero del que afortunadamente salió ilesa ya que fue tratada como uno más por su valentía.

Venezuela

Esther Sanz Sieteiglesias cubrió desde Madrid las elecciones de Venezuela, y afirma que entrevistó a más de 50 personas de las cuales solo una tenía intención de votar a Chávez. “Es difícil no dejarse llevar por la emoción, pensábamos que iba a ganar Capriles”, relata entusiasmada.

Asegura también que no cree que haya habido fraude electoral, simplemente cree que Chávez se aprovechó del miedo de la población atemorizando con una posible guerra civil si él no era el elegido y amenazando con vaciar las arcas del Estado antes de dejar su puesto de presidente de Venezuela.

Elecciones en Estados Unidos

La periodista presenció también las elecciones a senador y gobernador de EE.UU en Miami y Washington. En declaraciones a cuv3, aseguró que en Estados Unidos los candidatos presidenciales hacen más debates sobre temas que importan y preocupan a la sociedad y afirmó que los cara a cara son mejores que en España.

“Me gusta el toque se show que ponen los americanos en sus elecciones”, afirmó en la entrevista.

En lo que a nuestro país se refiere, dejó muy claro que detesta que los mandatarios lean sus intervenciones y que no hablen con los periodistas sin pactos previos. “La diferencia entre ambos países la marca la llamada espontaneidad perfecta”, manifestó refiriéndose a la preparación de las campañas y debates en América.

Manifestaciones en España

La periodista considera que los medios de comunicación españoles no están fomentando realmente estas manifestaciones, pero en cierto modo las aumentan con las diversas filtraciones que se están produciendo: “La noche después de la petición española del rescate se filtró, a la revista Interviú, que el presidente Mariano Rajoy se había gastado miles de euros en una cena en su avión privado. Este tipo de datos hacen crecer el malestar en la población”

Sobre el llamado 25-S, confesó que el nombre de ‘Toma el Congreso’ le parece una barbaridad, ya que “nadie está de acuerdo con la reforma laboral pero muchos de sus organizadores solo van a la destrucción. Debería haber una manifestación de los votantes del Partido Popular descontentos”.

También dejó claro que en el trasfondo de estos movimientos no está el odio al PP sino el odio a quien está gobernando, sea del color político que sea y del partido que sea.

About Cloe Garcia Lacroix

Alumna de 4º de Periodismo

1 comments

Comments are closed.