Una multitud a las puertas de Chanel

Una de las tiendas que participaron en La Vogue Fashion Night Out (Foto: Blanca de la Peña)

Tiendas abiertas hasta medianoche, música en directo, copas y las calles Ortega y Gasset, Serrano o Fuencarral repletas de gente indicaban que algo estaba ocurriendo en Madrid. La Vogue Fashion Night Out, la noche de la moda y las compras, acababa de comenzar en la capital.

“Es una noche en la que vas de compras con las amigas, o simplemente a mirar las nuevas propuesta para esta temporada, y además lo haces tomando un refresco, un zumo o un vino en la propia tienda”, afirma María, que esperaba con sus amigas la larga cola que había en la puerta de Chanel. “Merece la pena esperar para entrar, porque es el único día del año en el que nos atrevemos a pasar a este tipo de tiendas”, añade. Y es que, además de poder ver y tocar algunas de sus piezas icono como el bolso 2.55, la firma de lujo presentaba a los asistentes la colección otoño/invierno para este año, acompañada de zumo de pomelo o cava.

Pero vestidos de 3.000 euros y bolsos valorados en 2.000 euros hacen impensable que la mayoría del público que allí se encontraba pudiera comprar algunas de las piezas expuestas, aunque había algún afortunado al que su bolsillo le permitió llevarse a casa un producto de la nueva colección de la firma parisina. Además, una larga lista de tiendas como la de Adolfo Domínguez, Maje o Camper optaron por obsequiar a sus clientes con importantes descuentos para así fomentar la compra de productos de moda esa noche.

Por las calles de Madrid se respiraba alegría, emoción, felicidad, diversión… Y en la tienda de Prada, Javier comenta que es la tercera vez que asiste a este evento y cada año es mejor porque “es un plan diferente para poder disfrutar con tus amigos”, y como él son muchos los que repiten cada año.

En la calle Serrano apenas se podía caminar. Grupos de amigas, de amigos y familias llenaban la calle. Y es que el tiempo acompañaba: “Hace una noche estupenda, el ambiente es fantástico e ir a las tiendas y tomarte un vinito ayuda a superar que hemos vuelto a la rutina y que el verano se está acabando”, apunta Esther muy animada. Y animada también estaba la tienda de zapatos Louboutin en la que Mario Vaquerizo pinchaba para el público que allí se congregaba.

Mario Vaquerizo, Carmen Lomana y Amaya Arzuaga

Y bajando la calle Ortega y Gasset, los miles de flashes indicaban que en el photocall de Vogue, Carmen Lomana, la diseñadora Amaya Arzuaga, la periodista y presentadora del evento Raquel Sánchez Silva y cientos de invitados más, disfrutaban también de las más de 325 tiendas abiertas en la capital.

Pero no solo nuestro país pudo saborear esta cuarta edición de la noche de la moda. Ciudades como Londres, Nueva York, París o Sidney se sumaron a esta iniciativa internacional de Vogue para impulsar, un año más, esta industria saliendo a la calle y disfrutando de una forma diferente de la moda.

(Más información en el Título de Moda de Villanueva)

(Visited 243 time, 1 visit today)

About Blanca de la Peña Peces

Alumna de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en Centro Universitario Villanueva.