Nueva York presenta las nuevas tendencias en comida

Muestra de packaging tradicional

Se trata de disfrutar de la comida y de tener un momento tranquilo para uno mismo. En Nueva York, y sobre todo en Brooklyn, están surgiendo nuevas tendencias en comida que se presentan como alternativas saludables al fast food. Algunas de las propuestas giran en torno al momento y a la experiencia, otras se centran en crear comunidad y otras utilizan la tecnología como eje principal.

Un ejemplo de las primeras es la comida por suscripción, cuyo modelo de negocio es parecido al de cosméticos Glossybox. Mantry o Love with foodzie. Son empresas a las que uno puede suscribirse para recibir una vez al mes una caja con muestras de diferentes tipos de comida orgánica o gourmet de distintos países. Con un packaging cuidado hecho con materiales reciclados, el producto se presenta colocado de tal forma que, al abrir el paquete, el consumidor reviva la sensación de hecho en casa.

Por otra parte, Cerealize permite al cliente personalizar sus propios cereales escogiendo entre todas las variedades que ofrece la web. De esta forma, se hace el pedido y a casa llegan unos packs de cereales únicos a gusto del consumidor. Así se le permite formar parte del producto a través del proceso de creación.

Platos recién hechos y bebidas que “limpian”

Otra historia es la que intentan contar algunas comunidades online como Foodspotting o Mealku. La primera es una aplicación para iPhone que juega con lo local. El usuario busca cualquier tipo de comida y la aplicación señala los lugares en los que se pueda consumirla que estén más próximos al punto donde se encuentre la persona.

Mealku, por su parte, es una página web en la que los usuarios cuelgan recetas y cocinan diversos platos que luego pueden enviar a casa al que los compre recién hechos. También existen los llamados Group Cleanse. Las personas que forman parte de estos grupos están unidas por el deseo de limpiar su organismo a través de unas bebidas, las BluePrintCleanse, que no destacan por su sabor pero sí por su poder para depurar el cuerpo.

Pedir la comida a través del IPhone

Por último, la tecnología es ineludible también en este caso. En algunos restaurantes se ha adoptado una nueva forma de consumir llamada Paydragon, Self Scan o Self Checkout. Consiste en hacer el pedido del menú o del producto y pagarlo mediante iTunes con un iPhone o un iPad.

En general todas estas propuestas tienen como común denominador la comida orgánica y saludable y aunque por el momento parece que sólo se están produciendo en Nueva York, estas ideas son candidatas a extenderse por otras grandes ciudades  y de hacerse cada vez más y más populares, ya que juegan con un requisito indispensable de la era 2.0: compartir.

About Marieta Zubeldia

Estudiante de 3º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda @marietaensalsa