Todo lo que hay detrás de una “tormenta perfecta” económica

 

José Barta

¿Les suenan términos como “Tormenta Perfecta” o “suflé inmobiliario? Pues cuv3 trae a su autor. Estos juegos de palabras han determinado nuestro entendimiento con respecto a temas económicos que nos preocupan por culpa de la crisis actual.  José Barta es licenciado en Derecho y diplomado en dirección de empresas por el IESE . A lo largo de su vida profesional ha presidido y representado a diversas empresas financieras, medioambientales e inmobiliarias en España. Ha asesorado en materia medioambiental al antiguo INI, al Puerto Autónomo de Barcelona, a Unión FENOSA, la inmobiliaria Telefónica y AENA , entre otras.

En la actualidad es consultor estratégico de distintas empresas, entre las que destaca REALIA, consejero de la consultora Benyaque y administrador de VZA Marketing. Y posee un blog económico muy popular.  José Barta nos aclara algunas dudas sobre la desastrosa situación actual.

Pregunta: Usted acuñó el término “Tormenta Perfecta”.  ¿Cuándo y cómo fue?

Respuesta: Surgió en unas conferencias que daba a periodistas, en la sede dela APIE (Asociación de Periodistas de Información Económica), a finales de febrero de 2008. Buscaba una expresión rotunda, acorde con la imagen que yo tenía del futuro, así como de la inevitabilidad de dicho acontecimiento, al menos para el sector inmobiliario en su conjunto. Así surgió la “Tormenta perfecta” y lo recogieron diarios, como El País y el Mundo. La expresión tuvo bastante éxito. El suficiente como para que algún otro intentara quitarme la autoría, pero está publicado. Cuando el prestigioso gestor de fondo norteamericano Nuriel Roubini la empleó por primera vez, aplicándola a nivel mundial, tuvo la elegancia de citarme.

P: Ya previó la nacionalización de Bankia. ¿Qué futuro cree que le espera?

R: No fue nada difícil prever la inviabilidad del BFA, matriz de Bankia. Lo que me ha resultado increíble es la falta de honradez profesional de tantos “expertos” como han intervenido en el proceso desde su inicio. Bankia es un claro ejemplo de que el trasfondo de esta crisis tiene sus raíces en la pérdida de valores éticos por parte de nuestra sociedad, en particular por parte de los sectores económicos más poderosos. En su situación actual no le espera futuro alguno. Será incapaz de recuperarse en menos de quince años, y tengo serias dudas de que lo consiga en más; lo que sucede es que el Gobierno procederá a liberarla de sus activos tóxicos.

P:  ¿Quién tiene más culpa en esta crisis: la burbuja inmobiliaria, o los bancos?

R: Existen distintos planos ya que se produce una confluencia de crisis internacional con crisis regional (zona euro), y de estas con elementos propios de la crisis española. La interactuación, en España, entre la crisis financiera y la inmobiliaria constituyen una unidad inseparable, de aquí que las entidades financieras que mejor están son aquellas que menor exposición han tenido al llamado “ladrillo”. El colectivo posiblemente más responsable de la actual crisis que vivimos tengo que señalar principalmente a nuestros políticos. Ellos fueron los que controlaban a los gestores de las Cajas de Ahorros, llevándoles a adoptar decisiones del máximo riesgo, en demasiadas ocasiones en beneficio de algún promotor inmobiliario “amigo”. Son los políticos que gestionaban los Ayuntamientos los que descubrieron en el sector inmobiliario una “mina de oro” para acometer la ejecución de proyectos insostenibles en el tiempo.

P: El sector inmobiliario ¿ha tocado ya suelo?

R.: No. Dado que las principales inmobiliarias del país son los bancos, se tocará suelo en el segundo semestre del próximo año, cuando ya sea efectiva para la totalidad de entidades los descuentos, en el valor de los inmuebles adjudicados o que garantizan un crédito, establecidos la última reforma financiera aprobada.

P:  ¿Qué futuro próximo se le ve a este sector?

R: La recuperación del sector inmobiliario irá a remolque de la recuperación del resto de los sectores económicos españoles, y en concreto el de la vivienda dependerá en gran medida de la recuperación del empleo, y de la renta disponible de las familias. Algunos proyectos no valen nada y no valdrán nada en un periodo inferior a veinte años, lo cual en el sector inmobiliario es sinónimo no de valor cero, sino  de valor negativo, ya que no tienen comprador, no producen rentas y encima gastan. Estos inmuebles sale más rentable económicamente derribarlos. Mi mayor preocupación es la intención de las últimas Administraciones (las de Zapatero y la actual) en no dejar caer a ninguna entidad financiera, lo que retrasará la recuperación de la economía real.

P: ¿Ve acertado (o necesario) que se apoye una y otra vez a los bancos y/o cajas, mientras que al pequeño empresario y particulares no le llega la financiación?

R:Me parece un disparate económico, pero desde el punto de vista de la elevada población en desempleo me parece profundamente inmoral que no se establezca dicho objetivo como prioritario. Es así mismo un suicidio social, a medio plazo, por su incidencia en la pérdida de sentido existencial que conlleva para muchas personas, en especial los más jóvenes.

P: El gobierno está tomando, a diario, medidas y recortes, para aliviar la situación económica del país, pero la prima de riesgo sigue alta, la bolsa bajando, el paro vergonzoso. ¿Qué está fallando?

R: El Gobierno está preocupado por las entidades financieras actuales, existe lo que yo llamo la “superstición de la pervivencia de todas las entidades”. Así mismo, el Gobierno se encuentra volcado en cómo salvaguardar las distintas Administraciones públicas, incurriendo en muchos casos en los errores de los Gobiernos de Zapatero, permitiendo todo tipo de incremento de Tasas e Impuestos. En los 90, nació el concepto de “bancos zombis”, que se aplica a todos aquellos bancos que por mucho dinero que reciban no son capaces de dar créditos a la economía real, algo de lo que actualmente andamos sobrados en España; nuestro país va camino de aportar a la historia de la economía occidental el concepto de “Administraciones zombis”, que son aquellas que por más dinero que recauden solo generan desempleo y reducción de prestaciones para los contribuyentes.

P: Un mensaje de esperanza…

R: Creo en la capacidad que toda persona tiene para superar circunstancias extremas y degradantes, siendo capaz de organizarse bajo unas líneas de comportamiento ético, que contribuirá eficazmente al logro de aquellas soluciones para el desarrollo personal y social de  sus conciudadanos. En el caso concreto de España tengo una gran confianza en el peso de las familias, que son las que actualmente están evitando un auténtico estallido social, acogiendo y ayudando económica y afectivamente a tantas personas en paro. Desde estos fundamentos, incluso a pesar de nuestros políticos, nuestra sociedad saldrá adelante. Si de algo servirá esta crisis será para redescubrir los valores que verdaderamente conforman a la persona y la hacen feliz.

About Helena Rodríguez Torres

Estudiante de 3º de Periodismo

1 comments

Comments are closed.