José Lucas: “No se puede fallar a la vocación de pintar”

José Lucas

José Lucas es escultor y uno de los pintores que ha aportado Murcia. Más en concreto, Cieza. Comenzó su obra a los 11 años y desde entonces no ha parado de pintar. Tras formarse en la escuelas de artes de Murcia, fue a Madrid donde continuó formándose en el Circulo de Bellas Artes de la capital. Además estuvo durante una temporada viviendo en Alemania, vivencia que le aportó influencias nuevas en su obra.  Tras presentar recientemente una exposición en Murcia, su último proyecto ha sido la elaboración del cartel de la feria de esta ciudad que él mismo ha regalado. En sus obras quiere transmitir el optimismo.

Pregunta:  En su carrera profesional, ¿cómo se define como artista?

Respuesta: Es muy difícil que uno se pueda definir como artista, uno se define como la intención que ha tenido hacia el camino de conseguir ser un creador. Creo que “serio y riguroso” es la única definición que puedo dar. A ser un creador no se llega de la noche a la mañana. Es una labor, como todos conocemos, ardua, dura. Es una vocación, a la que no se le puede fallar, hay que tener una constancia y una insistencia total y absoluta. Van surgiendo cosas improvisadas en el camino que llamamos accidentes, azar, que es lo que después configura el camino de cada uno. Lo que usted proyecta y lo que se te presenta en el camino como accidente, como azar, eso es lo que constituye la carrera de un creador.

P: ¿En qué formato se siente usted más cómodo?

R: Yo me siento muy grande en el gran formato, es decir, yo soy un pintor que trato de indagar con los formatos, con los soportes, con los materiales, permanentemente, desde que era muy pequeño, desde que era muy joven,.. desde que empecé a pintar. Creo que trabajar con todos los materiales tradicionales, pero sobre todo con aquellos que no sabe uno a priori el comportamiento que puede tener durante la elaboración de un cuadro, es fundamental para un creador.

P:  ¿Cuáles son sus influencias más cercanas?

R: La vida, es decir, las influencias que a mí más me marcan son la vida que me rodea, la vida de la que yo formo parte, mi ambiente, mi clima, la literatura, la pintura de los otros. Yo he aprendido mucho de los clásicos. Yo soy un pintor que quiero estar siempre inmerso  en la vanguardia, pero la vanguardia no existiría sin los clásicos.

P ¿Cómo se siente al realizar trabajos para Murcia?

R: Satisfecho, por ejemplo como el trabajo del cartel de la feria de Murcia, yo me ofrecí hacerlo. Y naturalmente, creo que Murcia es una tierra con una gran tradición artística y cultural, porque no podemos olvidar que somos deudores de las culturas clásicas más importantes que ha tenido la humanidad.

P: ¿Tiene algún proyecto en mente?

R: Vivir, ése es el más inmediato. Ir perfeccionando todo aquello desde el primer día que empecé a pintar. Mi proyecto es ser cada vez más claro en mis exposiciones laborales, de la labor diaria,  no digo en exposiciones de cuadro, que es el resultado de lo otro.  Llegar a conclusiones que me hagan dar la vuelta a la tortilla y volver a empezar. Es decir, mi gran conclusión es no tener meta. La meta estaría al final de las cosas y yo lo que hago es hacer ese camino, cruzar el desierto, verdad, una y otra vez… andar ese camino sin fin, que en definitiva es el camino del arte.

P: ¿Qué le diría a los jóvenes de esta generación que lo tienen muy complicado, tanto por la crisis actual como por no encontrar empleo, y sobre todo a los jóvenes artistas?

R: Sencillamente,  no parar de trabajar, insistir, no dejar hueco, no dejar que nadie os pise el terreno, sin luchas feroces,  ni odios africanos, sino estar convencidos de lo que uno quiere decir, lo que uno quiere escribir, lo que uno quiera pintar, es lo que uno tiene que imponer, y marcar un camino que le sirva a otros, pero sobre todo os sirva a vosotros. La insistencia, la constancia, el trabajo sin fin, pero con alegría, convencidos de que eso hay que hacerlo. Y naturalmente, corrigiendo sobre la marcha, admitiendo los fallos que uno pueda tener, tratar de ir perfeccionando todo lo que uno pretende, y naturalmente no tener ningún reparo, que cuando uno se ha equivocado vuelve a empezar, pero nunca tira la toalla.

P:¿Cómo es su oficio?

R:Este es un oficio complicado, como todos los oficios exigentes, y naturalmente aquí hay que dejar poco espacio, para que nadie te invada el terreno. Y sobre todo ser claro, ser crítico con la vida, ser crítico con el político, ser crítico con una sociedad. Habéis ofrecido lo mejor que puede ofrecer el ser humano, que es su capacidad, su preparación, y sois la mejor juventud, la mejor preparada, y os han dado la peor parte del convite. Contra eso hay que rebelarse.

About Helena Rodríguez Torres

Estudiante de 3º de Periodismo