Ruber, entre la excelencia tecnológica y el hospital de los famosos

Miguel Fernández Fernández-Vega en su despacho (Foto: Álvaro Fernández)
Miguel Fernández Fernández-Vega en su despacho (Foto: Álvaro Fernández)

Miguel Fernández Fernández-Vega es el responsable de Comunicación de uno de los más prestigiosos hospitales privados de España, el Ruber Internacional. A través de su agencia Alcisne Comunicación lleva más de ocho años en todo aquello relacionado con la comunicación, imagen y publicidad del centro hospitalario.

Para este profesional, la comunicación es uno de los pilares estratégicos del Ruber Internacional. Desde su llegada ha trabajado duro para poner en marcha este departamento que antes no existía. Convencido de su importancia, “se trata de conseguir una percepción positiva de la organización y de los Servicios y/o Unidades que ofrece”, afirma Miguel Fernández.

Pregunta: ¿De quién depende la comunicación de un hospital?

Respuesta: Mis funciones dependen directamente del gerente y de la directora médica

P: ¿Como está estructurado su departamento y con cuántas personas cuenta?

R: La estructura y recursos que tengo es la propia de mi empresa de comunicación; cuento con numerosos colaboradores, periodistas, publicistas, expertos en estrategias de marketing, especialistas en servicios técnicos de producción, comunicación audiovisual, reporteros gráficos, etc. Mi agencia proporciona todos los servicios puntuales así como la asesoría permanente que permite disponer de una comunicación competitiva, ágil y estratégica.

P: ¿Usted tiene total libertad de actuación o debe contar con el visto bueno de los directivos?

R: Tengo iniciativas propias, pero lo recomendable es presentar las propuestas al Gerente y a la directora médica y que éstos las aprueben. En muchas ocasiones son estos directivos los que me plantean potenciar diferentes Unidades médicas del hospital y/o difundir nuevas técnicas diagnósticas, de tratamiento, etc.

P: Quizás, esto que usted comenta es una de las razones por la que el Ruber Internacional tenga tan buena imagen. Constantemente y por distintas razones está en todos los medios de comunicación…

R: Sin duda. El principal activo de este hospital son los prestigiosos médicos que lo conforman y la tecnología de última generación que aquí tenemos, y hasta en ciertos casos única en España. Todo ello hay que transmitirlo a la opinión pública. Es muy importante dar a conocer las nuevas técnicas, los nuevos aparatos, etc., que, por ejemplo, el Ruber Internacional tiene para el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Esta enfermedad preocupa mucho a la población, y hoy por hoy, podemos decir que este hospital es pionero y único en numerosos tratamientos con resultados extraordinarios. Otro ejemplo a destacar es una exclusiva técnica de implante de electrodos en el cerebro para controlar la epilepsia. La Unidad de Neurología y la Unidad de Neurocirugía han trabajado en este software y realizado veinte casos exitosos. Todo ello, que supone una esperanza para estos pacientes, hay que darlo a conocer.

P: ¿Realiza con frecuencia un clipping de prensa y cuantifica la repercusión obtenida?

R: A través de una empresa de seguimiento en prensa, Internet, radio y televisión, me facilitan todas aquellas noticias donde aparecemos, unas provocadas por nosotros y otras ajenas a nuestra intermediación. Éstas últimas suelen ser, afortunadamente favorables. Aunque también hemos tenido alguna crítica que otra. Asimismo, controlo todo lo que la competencia está haciendo y estoy informado de todo aquello relacionado con hospitales y centros de salud, enfermedades y su tratamiento, investigaciones y avances médicos, nuevas técnicas quirúrgicas, etc., etc. La información es poder. Contestando a si valoro económicamente toda la repercusión obtenida, no suelo cuantificar nuestras acciones en comunicación; para qué…serían cifras inasumibles…

P:  Al Ruber Internacional acude mucha gente importante, gente famosa y popular. ¿Cómo gestiona estos ingresos y las relaciones con la prensa?

R: Nunca jamás facilitamos información de quién está en nuestro hospital. Preservamos al máximo el derecho a la intimidad de las personas. Si hay periodistas no es porque nosotros hayamos filtrado nada; Dios me libre. Yo no hago absolutamente nada con la prensa hasta que la persona en cuestión me pida que les informe o que les facilite el correspondiente parte médico. Al ser personajes públicos los periodistas se preocupan por ellos y es lógico que quieran informar de su evolución. Mi labor, entonces, es facilitarles su trabajo y estar pendiente de las necesidades que puedan tener.

P: Su Alteza Real Doña Letizia dio a luz a las Infantas Doña Leonor y Doña Sofía. ¿Cuál fue su función?

R: Exclusivamente ponerme a disposición del departamento de prensa de la Casa Real.

About Álvaro Fernández Alonso

Estudiante de 5º de Periodismo