Tiro con arco: un deporte para todos los públicos

En el verano de 1992, durante los JJ.OO. de Barcelona, el equipo español consiguió la medalla de oro en tiro con arco. Juan Carlos Holgado, Antonio Vázquez y Alfonso Menéndez vencieron en la final por equipos a la selección nacional finlandesa.

Que es muy complicado o que se necesita mucha fuerza para practicarlo son dos observaciones que cualquiera haría si se le hablara de una actividad como el tiro con arco. Sin embargo, se trata de un deporte que se puede practicar desde los seis años y hasta que se desee, ya que la potencia de los arcos y los diferentes materiales se adaptan al deportista.

Los materiales han evolucionado mucho a lo largo de los años, como explica Fernando Carrasco, monitor del club de arqueros de Pozuelo de Alarcón. Se ha pasado de las flechas de madera a las de aluminio, que han sido reemplazadas a su vez por las actuales de carbono. Los arcos también se han mejorado gracias a la tecnología. La madera y la fibra de vidrio han dado paso al carbono y al foam.

Desarrollo de un campeonato olímpico

En un torneo olímpico los deportistas compiten en dos tandas de 36 flechas que disparan a 70 metros. Después, se enfrentan de forma eliminatoria el primero contra el último, el segundo contra el penúltimo y así sucesivamente, disparando tan sólo doce flechas. De esta forma al final quedan tan sólo dos arqueros que lucharán por el máximo galardón.

Así lo asegura Ignacio Santana, campeón de Europa en el año 2008, que explica también cómo actualmente el país con más nivel en esta disciplina es Corea, sobre todo en la categoría femenina. En Europa destacan Francia e Italia, seguidas cada vez más de cerca por los deportistas españoles.

¿Tiene posibilidades España de conseguir el oro olímpico en los juego de Londres 2012? Santana considera que es muy complicado pero que nuestros arqueros están entrenando mucho y muy duro y, siempre existen posibilidades.

Jóvenes arqueros becados: imposible llevar una vida “normal”

Cuando un joven arquero destaca entre los demás, se le puede ofrecer una beca para que se perfeccione en un centro de tecnificación ayudado por entrenadores profesionales, mientras continúa con sus estudios. Así es el caso de Adriana Martín, una joven becada que entrena cinco horas al día durante seis días a la semana mientras con esfuerzo, saca adelante sus estudios. Adriana no puede llevar una vida normal, saliendo con los amigos fines de semana y festivos, pero le compensa el sacrificio y el  esfuerzo con la esperanza de ocupar una plaza en los Juegos Olímpicos del futuro, representando a su país.

En cualquier momento se puede acudir al Ayuntamiento de nuestra localidad, contactar con un club de tiro con arco cercano y hacer, por muy poco dinero, un curso de iniciación de seis semanas de duración los sábados y domingos por la mañana y, si nos gusta, comenzar a entrenar y a competir hasta llegar a la cima.