Ponerse en forma es mucho más que hacer pilates

Llegan las vacaciones de verano e, independientemente de playa o montaña, toca ponerse en forma. Por esa misma razón las ofertas de los gimnasios se disparan cuando la estación calurosa se asoma por nuestra ventana y llega la hora de tomar una decisión: ¿salud, dinero o calidad?

Lo importante en estos casos es la constancia y elegir el método que mejor se ajuste a los gustos y necesidades de cada uno. Opciones hay muchas, y la oferta en los gimnasios es cada vez mayor. No obstante, contar con un plan de entrenamiento personalizado, a través de un “personal training”, se ha vuelto cada vez más popular.

Este es uno de los servicios que ofrece HealthCity, una de las cadenas internacionales de gimnasios más grande del mundo y pionera en el mundo del fitness. Su fama se debe al “seguimiento exhaustivo que hacen a los socios para que consigan sus objetivos de la mejor forma posible”, asegura Julio Domínguez, empleado de HealthCity.

Del pilates al body combat

Otra característica fundamental y que a día de hoy en España aún no se aprovecha lo suficiente son las clases colectivas. En la mayoría de los gimnasios se pueden encontrar clases de spinning, pero algunos ofrecen una gran variedad de clases en grupo para mejorar el rendimiento, conocer gente nueva y, sobre todo, pasar un rato agradable.

Hay clases tan variadas como RPM, una clase de bici basada en el ritmo de la música, Body Pump, donde los socios aprenden a tonificar su cuerpo rápidamente y ganar resistencia y otras como Body Attack, Body Jam, Body Combat, la clásica Pilates y muchas otras más. Según declaró Julio Domínguez a cuv3, usan el programa Les mills para las clases colectivas, ya que les ofrece unas clases “muy estructuradas, muy profesionales y muy divertidas”.

About Alex Barvel

Alumno de 2º de Comunicación Audiovisual. @alexbarvel