“En el periodismo hay que buscar la historia humana”

Coarasa, durante su visita al Centro Universitario Villanueva (Foto: Lucía Díaz)

Ricardo Coarasa, jefe de sección de Tribunales de La Razón, ha cubierto el juicio del 11-M, los principales procesos de ETA y el terrorismo islamista. “Cuando decidís hacer Periodismo es porque habéis soñado con hacer otro tipo de cosas, como ser corresponsal, hacer deportes o cubrir eventos de moda. Dudo que hayáis elegido estudiar Periodismo para hacer Tribunales, lo que me hace situarme en una posición de inferioridad”, afirmó a los estudiantes de Periodismo del Centro Universitario Villanueva.

Tribunales es un área que en principio puede ser muy arisca pero luego da la oportunidad de estar más cerca de la actualidad, de estar en el lugar de los atentados y delante de sus autores. Es un área especifica en la que el acceso a las fuentes es muy complicado porque las son más reacias.

En cualquier caso, al final detrás de cada juicio hay que contar una historia y, como en cualquier otra faceta del periodismo, “hay que ir a buscar la historia humana”.

Al comenzar a trabajar en este área, el principal reto que se planteó Coarasa fue cómo hacer la información más sencilla y accesible debido a la dificultad del vocabulario. Para ello hay que pensar en los demás, en tus padres por ejemplo, pensando que hacer la información para que la entiendan. Hay que hacer de la información algo accesible y ameno pero sin vulgarizarla, porque estás al paso de cruzar una línea muy fina hacia lo vulgar.

“Hay que ser muy cuidadoso con las fuentes”

En este trabajo hay que ser especialmente riguroso, una metedura de pata, una falta de confianza puede provocar la pérdida de una fuente. Hay que ser muy cuidadoso con las fuentes, y para eso en algunos casos hay que renunciar a publicar alguna noticia para alimentar la confianza de la fuente porque esta información afecta a muchos derechos fundamentales.

“No soy muy partidario de la especialización porque te lleva a ser un analfabeto en el resto de áreas pero en el caso de Tribunales sí que es necesaria cierta especialización”, añadió Coarasa.

Desde hace 10 años, hay gabinetes de prensa en todas partes, lo que ha facilitado a los periodistas la información “de carril”, es decir, la información del día a día. Las notas de prensa que proporcionan los gabinetes dan una información que les viene muy bien.

En la Audiencia Nacional se juzgan los temas de terrorismo y narcotráfico, lo que da a los periodistas la oportunidad de estar delante de la información, en primera fila, porque al fin y al cabo todos los temas de justicia, terrorismo y corrupción política pasan por los tribunales. Dicen que se está judicializando la vida. Quizás por eso el 30% de la población declara haber comparecido ante la justicia alguna vez.

“Según la verdad judicial, ETA no está tras el 11-M”

“Estar ahí como periodista es un privilegio, cubriendo atentados y juicios, estar en el lugar de los crímenes y tener delante de ti a los responsables de los atentados del 11-M y estar en la escena o estar en el juicio del asesinato de Miguel Ángel Blanco es periodísticamente algo muy atractivo”, señala el periodista de La Razón.

Coarasa se refirió también al más grave atentado que ha sufrido Madrid: “Con lo que vi en el juicio, desde luego no puedo afirmar que detrás del atentado del 11-M esté ETA. En un Tribunal la verdad absoluta no existe, es la verdad judicial en la que se aportan las pruebas y tras la verdad judicial ETA no está”. Iñaki Bilbao fue el terrorista que más le ha llamado la atención por su actitud chulesca y agresiva.

Del juicio de Urdangarín al asesinato de Miguel Ángel Blanco

Muchas veces pensamos que el trabajo del periodista de Tribunales se reduce a informar sobre lo que ha pasado, pero la tarea de recabar datos para que se elaboren los gráficos explicando situaciones es un trabajo en el que estos periodistas se pueden tirar horas. Por ejemplo, cuando fue a Mallorca a la declaración de Iñaki Urdangarín pidió estar en la sala e hizo un gráfico de dónde se iba a sentar Urdangarín y quién se iban a sentar a sus alrededores.

“En algunos casos hay que hacer de tripas corazón y sacarle el aspecto humano a cualquier noticia, al final vas allí y estás trabajando, estás viendo un juicio”, afirma el periodista. En el juicio de Miguel Ángel Blanco tuvo que escuchar cómo se lo llevaron a un bosque lo pusieron de rodillas y le pegaron un tiro. Son casos duros de vivir pero como periodista son un privilegio.

(Visited 284 time, 1 visit today)

About Lucía Díaz Madurga

4º de Periodismo & Título en Comunicación y Gestión de la Moda.

1 comments

Comments are closed.