“Busco nuevos talentos por lo que intentan, no por lo que saben”

Era la segunda vez que Álvaro Gutiérrez de Cabiedes, asesor en temas de Marketing Online, impartía un seminario en el Centro Universitario Villanueva. La primera sorpresa llegó cuando aseguró que había acabado sus estudios universitarios hacía solo cuatro años y ya había conseguido fundar su propia empresa.

En este sentido, aseguró que, como buen emprendedor, cuando buscar nuevos talentos se fija “no en lo que sabe la persona, sino en lo que ha intentado”.

La importancia que tiene las redes sociales en la actualidad es casi impensable, “la web 2.0 ha cambiado el papel de la comunicación” y por eso nosotros también debemos de cambiar y adaptarnos a los nuevos tiempos, aseguró Gutiérrez de Cabiedes. Las marcas no han querido quedarse atrás en esta nueva tecnología, que tantos beneficios puede aportarles.

Redes sociales como Twitter han supuesto un paso en la forma de vender una marca, una revolución a la hora de comunicar la empresa, pero hay que tener muy claro que “estas revoluciones no se dan cuando se produce la nueva tecnología, sino cuando se usa”. Esto quiere decir que hasta que los usuarios no accedan, utilicen ni generen contenidos, estas redes sociales no serán aceptadas por las empresas.

Método de empleo

La publicidad en redes sociales es mucho más barata que en otros medios como la televisión, y además permite a las empresas “tener una herramienta para establecer vínculos”  con usuarios y consumidores. Hoy en día los productos o marcas que solo se limitan a observar en redes sociales, y no generan contenido, se encuentra en una situación de desventaja frente a las otras marcas.

Como dice Álvaro Gutiérrez de Cabiedes, “el que genera contenido es el rey”. Las marcas deben, por un lado “detectar necesidades”, y por otro lado “aportar un valor” y por último “dar un servicio”.

Liderar un movimiento

Según Gutiérrez de Cabiedes las empresas que hoy en día se encuentran en Internet tienen que “liderar un movimiento”, crear una historia de marketing de la compañía. Es decir, deben identificar los principios de los usuarios con los de la compañía, “hablar de algo sin hacerlos sobre ti”.

Por último dio mucha importancia a la necesidad de estudiar la competencia, para ver si los problemas que uno tiene los han resuelto ya. Por otra parte, conviene conocer lo que realmente es la marca, lo que quiere conseguir y cómo se percibe dicha marca por los usuarios.

(Con información de Álvaro Flórez)