Los Prix de Marie Claire llegan a Villanueva

“He tenido mucha suerte por trabajar en proyectos en los que creían en mí”, confesaba Álvaro Rincón, relaciones públicas de Las Rozas Village, a los alumnos de 4º de Publicidad este miércoles.  A pesar de su juventud, su trayectoria en el mundo de la comunicación es muy notable.

Rincón empezó en agencias de Comunicación como Réplica Comunicación o Área de Comunicación, donde trabajó en proyectos como Burberry, Jimmy Choo, Johnny Walker o Coca-Cola España. Más tarde, acabó dando el salto a un mundo completamente diferente: el de las revistas de moda. Trabajó para el grupo G+J primero lanzando y después organizando los Prix de la Moda de Marie Claire, premios que han servido de inspiración para otros muchos tanto a nivel nacional como internacional.
“Detrás de los flashes hay gente como yo que está pensando la estrategia, una estrategia que tiene que tener todos los cabos bien atados para que no haya un desastre”, explicó Rincón en referencia a lo importante que es el equipo que se encarga de que todo marche bien antes, durante y después de los premios.

Dejó asombrados a los alumnos cuando les habló de los duros meses de trabajo que preceden a la gala que, aunque sólo sea una noche, entraña mucho esfuerzo y dedicación. “Absolutamente todo tiene que respirar el mismo aire, si algún ángulo no lo vive, puede haber problemas”, explicó al hablar del hilo conductor que tiene cada edición. Por ejemplo, “el año pasado se llevaba el crochet pues, el cartel de la edición del año pasado estaba inspirado en esta moda”.

Un simulacro de premios

La presentación estuvo acompañada de imágenes y vídeos de los premios, así como de divertidas anécdotas que entusiasmaron a los futuros publicitarios. Lo que más sorprendió a los oyentes estaba relacionado con el atuendo de las galardonadas. “El traje de los asistentes no es casual, está muy pensado todo”, es una cesión, las firmas se ponen de acuerdo con la organización de los premios para vestir a las celebrities más relevantes del acto, todo está pactado.

Al concluir la sesión lanzó un reto a los alumnos: realizar un simulacro de premios para la revista Harper’s Bazzar. Seguro que dejan el listón muy alto, y ¿quién sabe? a lo mejor alguno es el futuro organizador de unos premios tan importantes como los Prix de la Moda de Marie Claire.