Que San Antón les proteja

Pareja de perros por Zoraida Romero

Ya sea celestial o terrenal, algunos animales necesitan mucha ayuda porque han sido abandonados. El maltrato persigue en pleno siglo XXI incluso entre los perros, que son las mascotas más habituales y en teoría las más queridas por sus dueños. “Cada vez hay más abandonos debido a la crisis económica, ya que de lo primero que se deshacen es de su animal”, aseguran en la Asociación Nacional de Amigos de los Animales. Esta barbarie hace que en España se abandonen más de 100.000 perros al año, es decir, que cada tres minutos hay un animal totalmente desprotegido.

Pero, por si fuera poco este dato, se recogen a diario en nuestro país unos 400 perros y gatos de las calles y se sacrifican a unos 15.000 al año. Las leyes de protección que hay en España para el abandono y el maltrato son papel mojado. Por suerte existen dueños que sí cuidan y protegen a sus mascotas porque para ellos son más que un simple animal. “Lo que no nos dan las personas, nos lo dan los animales”, asegura Antonia Noguera, dueña de una mascota. Estas mascotas acuden cada año a celebrar su día, a celebrar San Antón. Es la otra cara de un cumpleaños feliz.

El día de San Antón

San Antón – Patrón de los animales por Zoraida Romero

La tradición nos presenta a un San Antonio Abad, monje ermitaño egipcio, que devolvió la vista a un jabalí ciego. La Iglesia había encontrado en él a su protector de animales. Luego la tradición se fue convirtiendo en fiestas y romerías muy populares en España desde mediados del siglo XVIII. Pero en 1967 los atascos motivaron la desaparición de la pasarela animal madrileña. Cuando regresó en 1985, casi todos los animales se habían convertido en mascotas domésticas.

El 17 de enero fue el día de San Antonio Abad, patrón de los animales. Perros, gatos, conejos y todo tipo de mascotas lucen sus mejores galas y acuden a recibir la bendición de la mano o de la correa de sus dueños. En la calle Hortaleza de Madrid se encuentra la Iglesia de San Antón, donde cada año, y éste no podía ser una excepción, se formaron dos filas. Una era para recoger los tradicionales panecillos del Santo, que se ofrecían a San Antón para que bendijese los animales y los protegiera de la peste y otras enfermedades. Al estar bendecidos los panecillos atraen la fortuna y por lo tanto se guardan junto al monedero durante un año. Al año siguiente se pueden comer y echar una moneda en la hucha del Santo pidiendo salud o trabajo.

Iguanas, hurones y hasta un lince

Vínculo entre dueño y lince por Zoraida Romero

En la otra fila, muchos de los animales, abrigados por las bajas temperaturas, esperaban su turno a que el cura de la iglesia madrileña entone las siguientes palabras: “Por mediación de San Antón recibe esta bendición”. A las cinco de la tarde se celebraba la tradicional romería que da dos vueltas por la Travesía de San Mateo, Fuencarral y Hernán Cortes. La procesión estaba encabezada por el escuadrón a caballo de la Policía Municipal, seguidos de las unidades caninas de la Policía Municipal, Nacional y Guardia Civil, perros guías de la ONCE o la Asociación Nacional de Amigos de los Animales así como de propietarios con sus mascotas que se suman a esta caminata.

Para muchos esta festividad se convierte en una locura porque se puede ver todo tipo de animales, desde los más comunes como perros, gatos, conejos, tortugas, hámsters o loros, hasta los más inusuales como serpientes, iguanas, hurones e incluso no faltan animales en peligro de extinción, como un lince de diez meses, cariñoso con todos los que estaban allí, y al que su dueño llevaba en brazos para entrar en la Iglesia. Fue, sin duda, la gran atracción de este año.

Así que, que San Antón les proteja de todos los males y a sus dueños, por favor, les dote de sentido común.

About Zoraida Romero

Alumna de 5º Periodismo