Un yacimiento en Somosaguas para la investigación paleontológica

Estudiantes de geología inspeccionando el yacimiento

Desde el año 1997 la Facultad de Geología de la Universidad Complutense de Madrid ofrece a sus alumnos trabajos de investigación. Ya no hace falta terminar la carrera ni apuntarse a una tesis, ahora la Universidad hace que los alumnos puedan compatibilizar sus estudios con las investigaciones que promueve la facultad. Desde los primeros años de carrera ya empiezan a beber de las profundidades y los recovecos que tiene una seria exploración en la materia en la que se están formando. Quizás sea esto lo que haga que el sistema vaya más rápido y genere en los alumnos inquietudes por saber más sobre lo que están estudiando.

El lugar del yacimiento está en el Campus de Somosaguas donde se encuentran numerosos fósiles que conforman un filón de la época del mioceno medio aragonense. A día de hoy, han sido muchos los alumnos de la Facultad de Geología que han frecuentado este yacimiento con el fin de investigar sobre los fósiles y sacar más información acerca de estos.

Un proyecto de investigación profesional

La iniciativa fue de una catedrática del Departamento de Paleontología. Al ver que gran parte de la facultad quería especializarse en la rama paleontológica, propuso que los alumnos tuviesen la oportunidad de excavar en este yacimiento para tener una primera toma de contacto con la investigación profesional.

El trabajo de investigación en este yacimiento es serio y por ello los profesores se preocupan por escoger a estudiantes con un currículum notable y con la suficiente disponibilidad para hacer frente a las 30-35 horas de trabajo semanales distribuídas en turnos de 3 horas incuidos los fines de semana. Trabajan en campo y en laboratorio donde les enseñan los métodos de extracción de fósiles y a trabajar con ellos. Mano a mano están tanto estudiantes como profesores en la exploración.

Entre los fósiles encontrados suelen destacar, dientes de roedores y fragmentos de hueso de microvertebrados.

Alumnos volcados en el trabajo con su rama correspondiente

Tras la investigación el alumno tiene la oportunidad de dedicarse, dentro del yacimiento, a una de las ramas que más le guste; geología, paleontología y educación. Esta última se dedica a la divulgación científica haciendo accesible toda la información a discapacitados, tercera edad o sacando de estudios y encuestas, análisis estadísticos.

Andrea Mazón es estudiante de geología y está involucrada en el proyecto. Se dedica a la rama de educación, recopila encuestas que realizan estudiantes de máster. “Me parece estupendo que nos propongan esta gran oportunidad a los alumnos” , afirma con entusiasmo. Pablo Font es de 4º de licenciatura en geología y también le apasiona dedicarse a esto. Pertenece a la rama de geología y sostiene que  “la investigación te abre puertas a trabajos futuros”. Se dedica al análisis de los minerales densos.

Mar Simonet es de 2º curso y pertenece a la rama de paleontología. Quiere dedicarse en un futuro a la investigación, porque “esto es un buen modo de empezar”, afirma. Mar estudia sobre el desgaste de los dientes de rumiantes para la reconstrucción del paleoambiente de Somosaguas. “Estoy aprendiendo muchas cosas que nunca me había planteado en esta rama. Leemos artículos en varios idiomas para aprender el año que viene a publicar en revistas especializadas”, asegura.

About Yolanda Langdon

Periodista/Journalist @YolandaLangdon