Innovando en transportes: los coches eléctricos

La tecnología crece a pasos agigantados. Aunque no se dejan ver mucho por las calles, los coches eléctricos empiezan a comercializarse. Se trata de vehículos propulsados por fuentes de energía alternativas al petróleo. Esto significa que, al no utilizar combustible, se ahorra más. Otra gran ventaja es que el nivel de emisión de CO2 es nulo, por lo que cuando tengan más presencia en el mercado automovilístico, la contaminación se reducirá.

cuv3 ha investigado acerca del uso de estos vehículos y comprobó que no necesitan pagar parquímetro. El Ayuntamiento concede a los conductores una tarjeta, parecida a la de residente, para aparcar de forma gratuita.

Uno de los motivos por los que su comercialización no avanza es la autonomía que tiene, a parte de su alto precio. Estos coches requieren estar conectados a la red de corriente eléctrica prácticamente todo el día. Este problema se debe a las baterías ya que las que se utilizan hoy en día no generan el mismo rendimiento que un motor de combustión interna.

La intención del Gobierno es impulsar la comercialización de estos vehículos y por esto el exalcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, instaló el año pasado varios puntos de recarga eléctrica en la vía pública. Se encuentran en calles muy transitadas como Paseo de la Castellana, Velázquez o Goya. Además también se pueden encontrar otros puntos de recarga en parkings subterráneos como “Vinci Park” en la calle Orense.

Hasta ahora, los coches híbridos, una combinación de motor térmico (de pétroleo) y eléctrico, eran los únicos coches orientados a contaminar y consumir menos. Pero con el Plan Movele, impulsor de los vehículos eléctricos, muchas marcas como Peugeot, Toyota o Smart se han sumado a la venta de éstos.

(Con información de Claudia Ortiz-Tallo)

About Natalia Sánchez

Estudiante de 3º de Periodismo