Un barco pirata atracado en el Támesis

El galeón Golden Hinde atracado en Londres

En el siglo XVI cruzaba los océanos un marinero inglés, Sir Francis Drake. Conocido por los británicos como un héroe, dirigió varias expediciones contra los españoles, ganándose la fama de pirata. A bordo del Golden Hinde, Drake dio la vuelta al mundo siguiendo las órdenes de la reina Isabel I de Inglaterra.

Los años han pasado y, cinco siglos más tarde, todavía se conserva el recuerdo del capitán que aterrorizó a la fuerza naval española.

Oculto entre dos edificios de oficinas, cerca de London Bridge, se encuentra una réplica exacta del Golde Hinde, el galeón en el que la reina nombró Sir a Francis Drake. Es sorprendente ver cómo entre los avances londinenses -en materia de edificios, instalaciones, transportes, etc- se halla un resquicio de las victorias navales que hicieron de Inglaterra un país con numerosas y extensas colonias.

Living History Museum

Pero el Golden Hinde es mucho más que un barco. Es un museo. Por un precio bastante reducido, el visitante obtiene un código que abre el portón que da paso al barco. Sin la necesidad de un guía, el turista puede sentirse como un verdadero pirata.

Manejar el timón, bajar a las bodegas, enlazar cabos, sentarse en la mesa de reuniones de la tripulación e incluso visitar el camarote del capitán… Son algunas de las actividades que permite este museo viviente.

Algunos de los cañones utilizados durante las batallas navales

La madera de la que está hecho el barco cruje con cada pisada, y los camarotes inferiores apenas miden más de metro y medio, por lo que hay que caminar con la espalda encorvada y tener mucho cuidado con las vigas que forman el armazón. Pero, a pesar de ello, los cañones, los remos y los arpones balleneros son auténticos. Incluso se pueden observar antiguas vasijas y cajas que, en su día, almacenarían mercancías y suministros para la supervivencia de la tripulación.

El tiempo de visita no está limitado más que por la hora de cierre, lo que permite que niños y adultos cumplan el sueño de su infancia de gobernar un galeón que ha cruzado los siete mares.

The Golden Hinde Shop

A pocos metros del muelle en el que reposa el barco, se encuentra la tienda donde el visitante obtiene las entradas y el código para acceder al barco.

Pero como todos los museos, no sólo se venden entradas, sino souvenirs para convertir al turista en un verdadero pirata: gorros, parches, espadas, garfios… Por una media de 25 libras, una persona normal, de a pie, sin ningún tipo de característica a destacar, puede transformarse en el pirata más temerario que jamás surcase los océanos.

About Alejandra García Daniel

Alumna de 5º de Periodismo