Converse regala botas en Navidades

María con sus botas Converse encima de una caja de emergencia

Haberse paseado durante las Navidades por la calle Fuencarral de Madrid hubiese sido para todos una oportunidad magnífica para volver a casa con unas botas Converse. El marketing directo de esta zapatería ha sido el protagonista de esta calle durante los días 16, 17, 23 y 24 de diciembre. Numerosas cajas de extintor presenciaban el largo de esta avenida comercial esperando el momento en que el chico encargado de la tienda colocara dentro de ellas unas botas. Una vez puestas con discreción en la caja el comerciante de la tienda se aleja con disimulo. Acto seguido, un, dos, tres o más personas, según el caso, se arrojan para hacerse con las Converse. En esto consistía la iniciativa promocional de la tienda.

Promoción en el lugar de venta

Esta actividad se dio a conocer en la misma calle Fuencarral donde destacaba la presencia de trabajadores Converse que repartían panfletos dando a conocer esta forma de marketing  tan original. Pablo García, estudiante de ADE, es una de las personas que se enteró del juego de Converse la misma mañana en que paseaba por Fuencarral. “Recibí un panfleto de la actividad y empecé a buscar una caja de emergencia. Tuve la casualidad de ver a una persona haciendo una foto a una y me situé correctamente para esperar a que las colocaran.  “Se las regalaré a mi madre por Navidad”, aseguraba con entusiasmo tras haber conseguido unas de color verde.

Diversión por conseguir unas botas

María Fernández, estudiante de arquitectura, ha sido también ganadora de unas botas. Se enteró de la actividad por una amiga, también ganadora de unas Converse. Desde las 10.00 de la mañana esperaba impaciente a que comenzara el juego. “Me he sentido espía yendo de acera en acera para dar con el próximo  chico que tuviese las botas a colocar en una caja”, afirma entre carcajadas. Ana es de Badajoz, trabaja en un restaurante de Fuencarral y también ha ganado unas converse. Después de la carrera que hizo con un contrincante que también fue testigo de la presencia de unas botas, tuvo la suerte de llegar antes a la caja. “Sabía ya de la existencia de este juego y cuando vi que a mi lado había unas dentro de una caja me apresuré a cogerlas lo más rápido posible”, asegura con alegría.

Así de emocionados estuvieron los que se hicieron con un par de botas.  Para algunos las Converse iban a ser regalo de Navidad. Además de promocionar de manera gratuita y divertida las “converse boots” en unas fechas tan oportunas como estas, la marca ha conseguido distraer de la crisis económica a muchas personas y regalar a cambio de unas sonrisas.

About Yolanda Langdon

Periodista/Journalist @YolandaLangdon