Unos juguetes muy perros

Cruce de Boxer esperando adopción en una perrera

En estas Navidades, como en todas las anteriores, los perros son uno de los grandes protagonistas. Miles de familias eligen en todo el mundo esta época para comprar o adoptar un bonito cachorro al que prometen querer y cuidar. Lo cierto es que cada 5 minutos se abandona una mascota en España.

“Regalar un perro en Navidad es un error”. Esta es la afirmación del afamado adiestrador Antonio Dávalos a La Vanguardia, y en ella asegura que una mascota es algo más que un simple capricho.

En 1998 se abandonaron más de 94.000 perros, en 2004 más de 98.000 y en 2010 la cifra alcanzaba los 120.000 abandonos. Con estas cifras es imposible no preguntarse cual es el problema, ¿Falta concienciación?, ¿Las penas contra quien comete este delito son demasiado bajas? o ¿los padres son demasiado permisivos a la hora de cumplir los deseos de sus hijos?

Para intentar responder a estas preguntas y comprender mejor el funcionamiento de las perreras, Cuv3 se reunió con Vicente Arias, director y veterinario de la perrera municipal de Móstoles.

“Desde la crisis hay menos adopciones, en vacaciones hay más abandonos”

Vicente Arias se muestra reacio en la entrevista, pero con el tiempo se va relajando: “Últimamente las asociaciones de animales vienen mucho para intentar pillarnos en cualquier cosa, no nos dejan hacer nuestro trabajo”.

En Navidad y verano se produce el mayor volumen de abandonos. Muchas familias que quieren irse de vacaciones no saben qué hacer (o no quieren saberlo) y optan por abandonar a su perro. Además en Navidad los perros de caza dejan de ser útiles, ya que es “la temporada alta de Podencos o Galgos“.

A pesar de ello durante el resto del año también se dejan mascotas en las perreras. “No siempre son perros que están descuidados, a veces simplemente son perros bien cuidados pero que son incomodos, ladran mucho, son agresivos o están enfermos”, afirma Arias.

Una vez que el perro ha sido recogido por la protectora pasa por un reconocimiento del comportamiento y una analítica completa. Cuando se conocen todos los detalles sobre el animal se pone en adopción, donde la gente que lo quiere puede solicitarlo por escrito y pasado 10 días se le entregará, previo pago de las vacunas y el chip. “Hay veces que un perro ha tenido 8 o 10 solicitudes y luego nadie lo ha querido, el problema es que la gente tiene “urgencia” de tener un perro -señala Arias-, y no puede esperarse 10 días, por lo que va mirando en otros sitios hasta que encuentra uno que lo pueda coger en el momento”.

“Los más solicitados son aquellos de menos de 5 kilos, cachorros y perros de finca”, añade. La mayoría de ellos se tiran años en refugios y protectoras sin que nadie los acoja. Para aquellos amos que tengan la tentación de abandonar a su perro la ley estima una multa de entre 2.400 y 15.000 euros para los infractores, ya que “las multas podrían ser mucho más altas, pero suelen estar alrededor de los 3.000 euros si no ha habido maltrato al animal”.

Así que si están pensando en adoptar un perro para estas navidades piénsenselo bien, no tengan prisa por tenerlo, busquen uno que se adapte a las exigencias de su casa y sus amos y recuerden que no es un juguete.

(Visited 250 time, 1 visit today)

About Jorge Saul Rodriguez

Estudiante 3 periodismo