Las redes sociales se rebelan para dignificar el periodismo

El perfil de #gratisnotrabajo interactúa con la APM
El hashtag originó la cuenta de un perfil que defiende la causa

“Cuando lo pinché, me entró una mezcla de risa y de cabreo. De todo”. Así explica Eulalia Sacristán, protagonista accidental de la historia y periodista con más de treinta años de experiencia en la profesión, sus sentimientos cuando recibió en su correo electrónico una oferta donde ofrecían 0,75 céntimos por su trabajo periodístico. Era 1 de diciembre. La empresa Novodistribuciones S.L difundía un correo a través del departamento de recursos humanos buscando redactores. En una época donde la crisis destruye los cimientos del sector de la comunicación, la noticia es recogida de buen agrado. Pero lo que se vislumbraba con relativa esperanza, era difuminado entre tinieblas por las condiciones de remuneración: 0,75 euros por artículo escrito con un contenido de 800 caracteres y sujetos a términos de calidad en función de semántica, ortografía y expresión. ¿La respuesta ante la oferta? “Lo subí en seguida a mi facebook y a mi twitter”, confiesa.

El efecto llamada fue ipso facto. El mensaje viral se tradujo en twitter bajo el hashtag #gratisnotrabajo, que recogía todas las opiniones de aquellos profesionales del sector que recibieron la oferta de la empresa y a la que poco a poco se fueron sumando los que apoyaban la moción. “Surgió de manera espontánea. Empezamos a tuitear todo el mundo. Se creó el hashtag y Carmen del Riego, junto a la Asociación de Prensa de Madrid, se involucraron de inmediato”, explica Eulalia.

La empresa mercantil busca denunciar por daños a su imagen

Novodistribuciones S.L es una tienda de regalos destinados para bodas, comuniones o cumpleaños. Fue fundada en el año 2006 en Cádiz y cuenta con un capital que supera los 7.000 euros. Tras las quejas por las condiciones laborales ofrecidas, la empresa mercantil amenazó con denunciar a la APM y a Azahara Cano, impulsora de la noticia en el microblogging, por querer provocar daños de imagen. “¿Qué ha dicho Azahara? Colgó la oferta. ¡Publicó una opinión personal! Lo hemos hecho un montón de periodistas”, afirma Eulalia.

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, se considera amante de la ciencia, de la naturaleza y del medio ambiente. También del buen periodismo, al que defiende a capa y espada. “Hacer periodismo no es hacer churros. Es un trabajo intelectual y artístico, donde tienes que poner todos sus sentidos para enganchar al lector”, especifica Eulalia, que señala ciertos vicios del periodismo que enturbia el sector. “Ahora hay mucha gente y puede haber zancadillas. Me he encontrado envidias, que te ponen el codo para que ellos suban y a ti te dejen en fuera de juego”, cuenta desde su experiencia profesional.

La polémica no termina de cerrar capítulo. Novodistribuciones S.L remitió un e-mail el pasado lunes a todos los receptores cancelando la oferta, pero detallando ciertos matices: consideran aceptables las condiciones laborales que ofrecían.

Una lección que no se olvide

De esta semana tan intensa espera que la movilización e implicación de la gente no caiga en saco roto. “Espero que esto no se olvide, que no sea un suelto en una esquinita del periódico”, asegura. Quiere honrar la faena periodística: “Si la gente no se mueve, será una profesión de capa caída y la profesión hay que dignificarla”. Con vistas hacia el horizonte, Eulalia tiene claro cuál es el rumbo que debe tomar la profesión: “El futuro depende de nosotros. De lo que queramos que sea esta profesión. Si queremos que sea buena, tendremos que luchar por ella”.

El negocio de la comunicación se encuentra en plena reestructuración. Son muchos los periodistas que trabajan mediante colaboraciones en busca de una oportunidad de oro. “Has de buscar un plan B”, señala Eulalia. Nunca sabes lo que te podrás encontrar. Tras 30 años de profesión, a caballo en RTVE, ABC o la editorial Santillana entre otros puestos, Eulalia Sacristán guarda esperanzas de ser recompensada mientras representa a varios grupos de música de jazz. “Hay que prepararse para la guerra”, advierte.

About Víctor Manuel Molina Pozo

Estudiante de 5º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva. Twitter: @VictorMolina7