Winter Wonderland: el invierno llega a Hyde Park

Uno de los muchos puestos de souvenirs del Winter Wonderland

Si al rodear Hyde Park ve una noria, no se preocupe, el London Eye no ha encogido. Si escucha gritos, no tema, no ocurre nada malo. Si ve humo, no se asuste, no se está quemando el parque. Si escucha música, ve luces por doquier y oye risas de niños y no tan niños… Welcome to Winter Wonderland!

Durante las próximas semanas y hasta el 3 de enero, Londres acoge una estupenda mezcla de mercadillo, feria, parque de atracciones y pista de patinaje.

El perfil londinense ha cambiado

A los usuales rascacielos, a los monumentos ya conocidos y a la famosa noria gigante, se le han unido una lanzadera, varias montañas rusas, otra noria y un muñeco de nieve de más de tres metros de altura.

Pero eso no es todo. Si nos adentramos en Hyde Park nos podemos encontrar la navideña entrada al Winter Wonderland, y tras el portón, se sitúan numerosas casetas donde el visitante podrá comprar collares, pulseras y anillos hechos a manos, típicos souvenirs ingleses, gorros con orejas de perro, o modernos inventos como capuchas con bufandas incorporadas.

Change pounds into tokes for a ride

Winter Wonderland es, ante todo, un parque de atracciones donde mayores y pequeños pueden pasar un rato muy divertido.

Winter Wonderland en Hyde Park, Londres

Para los amantes del riesgo, el parque dispone de varias montañas rusas, de varios tamaños, además de las típicas atracciones que dan vueltas y vueltas y vueltas al ritmo de la música.

Pero esto no se queda aquí. Las vistas aéreas de Londres son algo que ni el turista ni el londinense deben perderse. Y los organizadores de Winter Wonderland lo saben. Para ello, hay dos opciones, una más atrevida que la otra. Por un lado, y por ocho libras, se puede dar una vuelta en la noria, que no es tan grande como el London Eye pero también merece la pena. Y, por otro, está el Alpine Adventure, desde el que puedes observar Londres desde una altura considerable, para después caer en picado a una velocidad de vértigo.

Y aún hay más. ¿Qué es un parque en invierno sin pista de patinaje sobre hielo? Todos tenemos la imagen de Central Park, en Nueva York, con su pista de hielo navideña. Pues bien…Hyde Park no iba a ser menos. Eso sí, mejor sacar las entradas –o tokes, en ingles- con antelación.

Churros con chocolate

Después de las compras y de las atracciones, el estómago empieza a rugir. From Germany with love, se han instalado varios puestos de comida y bebida a lo largo de todo el parque. Cerveza, vino caliente o hot dogs y hamburguesas son algunos de los productos que podemos encontrar. Todo ello, procedente de Alemania, donde los parques de atracciones de invierno son una tradición.

Y para los españoles, los típicos churros con chocolate. Eso sí, con el chocolate a modo de topping y sin azúcar. Al más puro estilo british.

(Visited 257 time, 1 visit today)

About Alejandra García Daniel

Alumna de 5º de Periodismo