¿Es compatible el precio de las operaciones estéticas con la crisis?

El actor George Clooney

Cuando nos miramos al espejo y vemos que alguna cana asoma por el cabello, quizá nos entre cierta depresión. Pero, ¿por qué esa frustración? ¿No ven lo bien que le sientan las canas a George Clooney? Deberíamos aplicarnos el refrán de que las personas son como el vino, que mejora con los años. ¿Por qué no?

Lo mismo pasa con las llamadas “patas de gallo” o las manos arrugadas. Frente a ello, hay dos soluciones: vivir la vida y envejecer felizmente o acudir a un centro de estética, donde pondrán solución a nuestros complejos. Pero no todo es tan fácil, ya que uno de los motivos por los que aparecen los signos del envejecimiento es el estrés que provoca el ritmo de vida que llevamos.

Luego está la crisis que vivimos desde 2008. Esa sí que es la “gran depresión” de los últimos tiempos por dos motivos: el económico y el psicológico. Cada vez vamos más acelerados a los sitios, en el trabajo nos exigen más de lo que nos pagan y, por supuesto, la crisis económica: el gran tema del siglo XXI. Las dificultades para afrontar nuestros gastos nos están volviendo más canosos y arrugados. El doctor Antonio Tapia, especialista en cirugía plástica, reparadora y estética, ha confesado -en declaraciones a Europa Press- que de todos los europeos, los españoles somos quienes más acudimos a la cirugía estética. ¿Somos, por tanto, los más guapos?

¿Qué tenemos que hacer para eliminar estos signos del envejecimiento?

Implantación de botox en el rostro de una mujer

Lo primero, ahorrar unos 8.000 euros, aproximadamente, que suponen el coste de una operación de estética. Una vez hayamos decidido en qué clínica nos vamos a operar, nosotros, como pacientes dialogaremos con el médico, que  “marca el camino” que deberá seguir el paciente en el postoperatorio. Ante una operación de estética, el médico siempre le explicará al paciente cuáles son los riesgos que existen ante una intervención de este tipo. Incluso, ha habido algunos casos en los que el paciente se ha arrepentido y ha abandonado la clínica. ¿Quién sabe?, quizá haya cambiado de opinión y ahora se vea más guapo o guapa después del “susto” que tiene en el cuerpo tras pasar por la clínica.

Obsesionados con la delgadez

Después de los retoques de la cara, las operaciones más demandadas -dice Antonio Tapia- son el aumento de pecho, el retoque de la nariz y la liposucción. Además, los españoles vivimos obsesionados con la extrema delgadez pero la cuestión no es “quedarse en los huesos” -aclara Tapia- sino llevar a cabo una dieta equilibrada para no tener que acudir a las operaciones de estética. Pero claro, para algunos es más fácil y cómo operarse que seguir los pasos de una dieta.

Según Tapia, la confianza en estas intervenciones es absoluta porque se adaptan a cada persona y tienen una duración de entre diez y quince años. Pero, ¿qué pasa al cabo de los quince años? ¿Volvemos a ser canosos y arrugados?. No se preocupen porque “en el futuro será todo operable, no existen límites hoy en día en la medicina del futuro“, tal y como confesó Tapia en un encuentro digital en “elmundo.es”.

El precio de las operaciones de estética

Mujer después de una operación de nariz

Si se quiere retocar la nariz, la operación dura aproximadamente unos 60 minutos y se practica con anestesia local, con sedación, o con anestesia general; según la Clínica Dr. Riba, de cirugía facial. El precio de esta intervención oscila entre 3.000 y 4.000 euros.

Para el aumento de pecho, el precio aproximado ronda los 8.000 euros e incluye el coste por el ingreso en la clínica. El postoperatorio es lo más duro porque la operación conlleva muchos dolores -como confiesan algunas pacientes- y los doctores recomiendan reposo absoluto y no conducir ni hacer esfuerzos durante los días posteriores a la intervención.

En definitiva, ¿compensa ser más guapo y menos arrugado?

 

About Marta Candela

Estudiante de 5º de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva (Complutense). Twitter: @MCandela_ / E-mail: mcandelam@gmail.com