Pantalones a medida para vender mejor una marca

Con el desarrollo de la tecnología 2.0 llega una nueva forma de transmitir y las empresas de moda, que hasta ahora se limitaban a informar a sus clientes, comienzan a crear una dinámica circular de comunicación. De esta forma existe un feedback del receptor que puede ser aprovechable por parte de la empresa para el beneficiode ambos actores.

Este nuevo tipo de interacción se lleva a cabo en todos los procesos de la cadena de valor de una empresa. Zara, por ejemplo, es un caso paradigmático de esta apertura a todos los públicos: su producción está directamente orientada a la demanda del cliente. Sin embargo, es el marketing es el que acapara la mayoría de las propuestas. En el caso de firmas como Abercormbie o Levi’s que, además de actualizar su comunicación online, también se basan en acciones innovadoras mano a mano con el cliente que hacen más efectivo el contacto.

Levi’s ha estrenado hace poco una nueva manera de vender vaqueros femeninos. Al entrar en la tienda los clientes escogen un modelo y posteriormente los dependientes les toman las medidas corporales para adaptar los patrones y crear el pantalón idóneo. Por otra parte, la marca americana Abercrombie permite que las personas que entran en la tienda se fotografíen con la gran cantidad de impresionantes modelos que pululan por allí de tal modo que exista una mayor cercanía entre el universo de belleza clásica de la marca y el posible cliente.

Otras propuestas más originales

Para estrechar la relación entre marca, producto y cliente las firmas de moda están creando distintas maneras de atraer a los diferentes públicos. Prácticamente las fan pages de Facebook se quedan anticuadas.

Burberry, por ejemplo, creó en 2009 una red social propia que giraba en torno al producto estrella de la marca y en la que los usuarios de la gabardina podían subir sus fotos con ella puesta y entre todos votar las mejores, añadir comentarios o compartirlas.

Dior es otro ejemplo de innovación. Aprovechando la corriente nueva de las fashion films, piezas audiovisuales de entre dos o cinco minutos que explican el carácter de una colección con vocación narrativa, cuelga en su página web cuatro mini películas protagonizadas por la musa de la casa hoy por hoy: Marion Cotillard.

Y en relación a los videos, Alexander McQueen fue pionero en lo que últimamente comienza a ser habitual: retransmitir los desfiles en directo por internet (life streaming).

Además de estos ejemplos, los blogs corporativos, Twitter, las aplicaciones para smartphones o la relación con bloggers convertidos en prescriptores sirven también a las marcas para aproximarse al gran público.

(Con información de Paloma Ruiz Vicos)

About Marieta Zubeldia

Estudiante de 3º de Periodismo y Comunicación y Gestión de la Moda @marietaensalsa