La ilusión por la lotería sigue viva en época de crisis

La administración de Doña Manolita reparte suerte cada año

El 22 de diciembre, como cada año, tendrá lugar en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid el sorteo extraordinario de Navidad. 2.500 millones de euros se repartirán entre los distintos premios. Hasta ahora, el sorteo más grande de la historia de la lotería.

El presidente de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), Aurelio Martínez, y el director de Loterías, Marcelo Ruiz, explicaron en el acto de presentación algunas novedades que se introducen este año al sorteo. Entre ellas está el aumento de números dentro del bombo, que ascenderá en 15.000 hasta situarse en los 99.999. De esta manera, todas las personas que demandaban cifras superiores al 85.000 podrán probar su suerte con nuevos números.

Pero, sin duda, la noticia ha recaído en el popular ‘Gordo’, que pasa de los 300.000  a los 400.000 euros por cada décimo premiado.

Según la LAE, Madrid es la comunidad Autónoma donde más lotería de Navidad se compra, con un gasto medio por persona de 85,89 euros. Gran parte de estos décimos se venden en Doña Manolita, la más que conocida administración madrileña situada ahora en la calle del Carmen nº 22.

Colas infinitas para comprar un décimo

A las siete de la tarde de un día cualquiera, las colas de gente esperando su turno son infinitas. Con cuatro taquillas atendiendo a toda esta multitud, la encargada de esta administración nº 67, Concepción Corona, confiesa que con la situación tan precaria que estamos viviendo ahora, la afluencia de gente es mucho mayor. Sin embargo, el número de cupones que compran no suele pasar de los 10, porque “cuando no hay, no hay”, asegura la gerente.

Desde su fundación en 1904 con su primer local en la calle San Bernardo, Doña Manolita ha llegado a “repartir en un año 23 premios”, aseguró Corona a cuv3.

A la 20.15 horas, cuando las puertas de la administración están a punto de cerrar, la encargada promete que todos los que están haciendo cola serían atendidos, pero que para ello deben poner una hora determinada de cierre y que el encargado en organizar esta hilera de personas pusiera punto y final a la incorporación de más gente. “Siempre acabamos cerrando más tarde. No podemos hacer otra cosa”, afirma sonriendo.

El número con la fecha de la muerte de Bin Laden

En cuanto a las sugerencias más peculiares de números para su décimo, “este año han llamado preguntado por la fecha en la que murió Bin Laden”, añadía. Aunque las terminaciones más pedidas por tradición son siempre el 13 y el 69.

La Bruja de Oro es otra de las administraciones en Cataluña que últimamente comparte la entrega de muchos premios con Doña Manolita. Pero la competencia en estos asuntos parece no existir. “Somos muy buenos compañeros, en nuestro gremio no hay competencia”, afirmaba la encarga de la administración madrileña.

A las puertas del local se encuentra un matrimonio de fuera de Madrid. Llevan más de una hora esperando, pero se les ve ilusionados. Les preguntamos si tienen algún número pensado. “No lo podemos decir, daría mala suerte”, responden.

La superstición llega muy lejos, e invade también el terreno del fútbol. El número 11.070, día en que España ganó el Mundial, está agotado desde hace meses, y muchos otros no tardarán en hacerlo.

Reparten ilusión

El Doblón de Oro, en la puerta del Sol

Pero no sólo están las administraciones de Loterías y Apuestas del Estado. Loteras como Pilar Álvaro llevan años en la calle repartiendo ilusión con sus cupones. Venden décimos de diferentes administraciones, también de “Doña Manolita”.

Pilar, en concreto, se sitúa justo en frente de la administración de la calle del Carmen, y vende sus décimos a 2 euros más. ‘El verdadero reportaje está aquí, en la calle’, decía muy orgullosa de su oficio.

No se pueden dar tres pasos sin encontrarse un puesto de lotería. “Lotería Paquita de Córdoba”, situada en la Puerta del Sol, es uno de los puestos de lotería más reconocidos en la calle. Recibe numerosas visitas de cadenas de televisión y contesta preguntas a los periodistas que van a ella: “Hoy me han venido tres televisiones”, afirma su propietaria. Lleva 40 años trabajando en esto, y ha repartido muchos premios, como el segundo del año pasado (00147), con décimos de Doña Manolita. Asegura haberse dedicado a la venta de lotería desde que costaba 5 duros y no dejará de repartir ilusión.

About Micaela Madrid

Estudiante de 3º Periodismo