20-N / cuv3, entrada de primera fila en el funeral del PSOE

20 de noviembre, siete y media de la tarde, un par de furgones de la policía, una veintena de simpatizantes y muchas caras de desolación. Eso fue lo que se encontró cuv3 a su llegada a la sede del PSOE. A las ocho, y con la lluvia jugando en contra, estas redactoras pudieron hablar con algunas personas afiliadas al Partido Socialista. “Queremos que el nuevo presidente arregle el paro, que es lo que están esperando todos los jóvenes y que no mienta”, afirmó una de ellas. La mayoría no creía que el mal tiempo hubiera afectado a las votaciones ya que como explicaban a ellos les dio igual que lloviera o nevara. “Hay cosas que se han hecho mal provocadas por la presión financiera, pero debemos pensar en lo bueno y sobre todo estar a las duras y a las maduras”, decía una simpatizante.

Y como dice el refrán “para gustos los colores” y eso fue lo que había, gustos para todos. Una pareja que pasaba por la calle Ferraz en ese momento explicó a cuv3 que “las medidas del PSOE no han sido eficaces durante los ochos años de mandato”. Y además reconocían que“salir de la crisis no es sólo cuestión del próximo presidente sino del trabajo de todos”.

Pero, ¿qué pensarán los simpatizantes que están dentro de la sede del PSOE? ¿Y cuántos son? ¿Habrán acudido muchos a lo que, según todas las encuestas, va a ser un funeral en toda regla? Pese a no tener acreditación para entrar, había que hacer todo lo posible para averiguarlo. Primero fue la barrera del torno de entrada, superada a base de insistencia. Después, el hall. Muchas cámaras, periodistas, reporteros, prensa internacional… y entre todos ellos cuv3 al pie de cañón.

En la sala principal, un cattering de lo más variado, aunque sin excesos. Tortilla de patata, canapés, bocadillos de paté y sobrasada, empanada de atún, sándwiches… de todo un poco. Y para beber, refrescos o una copa de vino, como la que esgrimía una militante malagueña inasequible al desaliento, consciente de que su partido iba a perder las elecciones esa noche, pero segura de que iba a continuar confiando en el PSOE como lleva haciendo desde hace muchísimos años.

Un grupo de simpatizantes a la espera de la comparecencia de Rubalcaba (Foto: Marta Aparicio)
Un grupo de simpatizantes a la espera de la comparecencia de Rubalcaba (Foto: Marta Aparicio)

Aparentemente en la sala de invitados se respiraba un ambiente tranquilo y divertido; todos comían, reían y compartían sus opiniones a la espera de unos resultados más que esperados, pero la realidad era muy distinta. La gente estaba nerviosa, muchos se sentían desesperados y decepcionados por la llegada al gobierno del próximo presidente. “Tengo un nudo en el estómago, me duele hasta el corazón, estoy a punto de llorar”, aseguró una mujer.

Acercándose la hora esperada emitieron imágenes de cómo se encontraba la sede del Partido Popular. En Génova estaban llenos de alegría cantando, saltando, ondeando las banderas y celebrando la “casi” llegada al poder de Mariano Rajoy. Una de las imágenes mostraba un chico con camisa y la bandera del PP, “mira los pijos estos”, decía una mujer.

De pronto empezaron a llegar más medios de comunicación y todos los allí presentes teníamos la sensación de que alguien iba a comparecer de un momento a otro, hasta que se generó un profundo silencio y de repente ¡click!, ¡click!, ¡click!, el pulsador de las cámaras se oyó y los flashes iluminaron la sala.  A la vez se escucharon gritos de ovación. ¡Era Rubalcaba! Apareció por la puerta mientras que en la sala había una mezcla de sentimientos: alegría por verle aparecer y tristeza por perder. En cualquier caso, apoyaban a su candidato, para ellos “el mejor de todos”.

Rubalcaba reconoció que “el Partido Popular ha ganado ampliamente las elecciones”. “Les felicito por esta victoria. Los ciudadanos han decidido que los socialistas pasemos a la posición”, añadió. Y para concluir agradeció a los militantes, trabajadores de la casa, interventores, apoderados, a todos los presentes y a su equipo el trabajo realizado.

Y ahora toca esperar al nuevo presidente, Mariano Rajoy, que como dijo un hombre que pasaba por Ferraz, “esperemos que gobierne con firmeza, que haga lo que tiene que hacer y que no se deje embaucar por los condicionamientos sociales que existen actualmente”.

About Marta Aparicio

Alumna de 5º de Comunicación Audiovisual, Centro Universitario Villanueva. @Mart_aparicio

1 comments

Comments are closed.