Los restaurantes se movilizan contra el hambre

Con tan sólo ir a cenar o a comer a restaurantes solidarios serán donados entre 0,50 céntimos y dos euros para luchar contra la desnutrición mundial. La segunda edición de Restaurantes Contra el Hambre 2011 ha conseguido aumentar la participación a 400 establecimientos con respecto al año anterior, que colaboran desde el 1 de octubre hasta el 15 de noviembre.

Los fondos irán destinados a combatir la desnutrición aguda, principal causante de la mortalidad infantil. Esta enfermedad afecta sobre todo a países tercermundistas, que debido a las guerras o sequías existentes en esos lugares no tienen para comer ni para beber.

Según un reciente estudio publicado por UNICEF, el índice de desnutrición aguda en niños menores de cinco años se ha reducido un 1,2 % gracias a las buenas cosechas. Aún así, la cifra sigue situándose por encima del umbral de emergencia establecido en el 15%. La desnutrición aguda es el resultado de la escasez de alimentos o de una dieta inadecuada. Organizaciones como Médicos Sin Fronteras o Acción Contra el Hambre afirmaron que por cada minuto mueren 9 niños de los 55 millones de desnutridos menores de 5 años.

La organización Acción Contra el Hambre ha realizado por segunda vez esta campaña para hacer frente a la falta de alimentos en países subdesarrollados como Etiopía o Haití. Estas muertes podrían evitarse con un tratamiento nutricional adecuado. Para paliar esta enfermedad, se suelen utilizar unos productos llamados RUTF. Son alimentos terapéuticos listos para consumir, como pasta o galletas compuestas por una alta concentración energética y nutricional. Gracias a la innovación y al desarrollo, estos productos han logrado reducir el tiempo y los costes, y así llegar a más niños . Como explica esta ONG en su web, “el tratamiento domiciliario permite incrementar la cobertura y el acceso al tratamiento de los niños enfermos, así como reducir el coste social, al permitir a los padres atender al niño en casa sin tener que desplazarse ni tener que abandonar a la familia”.

Dulces solidarios

A pesar de la crisis económica actual, las personas continúan colaborando para luchar contra el hambre y éste es el caso de restaurantes como los del grupo Oter, una cadena de restaurantes compuesta por 18 locales que ofrecen dulces solidarios, y de esa manera donan 1 euro de cada postre que toman los clientes.

Los postres solidarios suelen tener éxito los fines de semana ya que a diario, suelen venir ejecutivos que no toman postres. Javier, el metre de El Barril de La Moraleja, añadió que “el postre más pedido es el hojaldre de manzana”.  Así mismo también colabora el Real Café Bernabéu, un restaurante de lujo donde se realizó la presentación de la segunda edición de esta campaña, que contó con la presencia del chef Bohío, Premio Nacional de Gastronomía 2010.

About Natalia Sánchez

Estudiante de 3º de Periodismo