Canarias, el rincón que se salva del frío

En noviembre empieza el frío y caen las temperaturas en casi todo el país. Casi, porque hay una Comunidad Autónoma que se libra del invierno, Canarias.

La eterna primavera

El archipiélago situado en el Océano Atlántico tiene una temperatura media anual de 21 grados. La gran cantidad de horas de sol y el viento cálido sahariano dan lugar a la “eterna primavera”, donde no se pueden apreciar casi contrastes entre las estaciones. En concreto, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria está considerada, según la Universidad de Siracusa (Nueva York), como la ciudad con mejor clima del mundo.

Entre sus atractivos culturales destacan cuatro Parques Nacionales, cinco Reservas de la Biosfera y cuatro bienes declarados Patrimonio de la Humanidad.

Las Islas por William Shakespeare, naturalmente turísticas

Al año cuenta con unos 10 millones de turistas que se dispersan en sus 106 kilómetros de playas de todo tipo de arenas. Según un hostelero de la Avenida de las Canteras (Las Palmas), “recibimos turistas en cualquier época del año, aunque nuestra temporada alta es de noviembre a marzo, ya que los noruegos, alemanes o ingleses vienen a refugiarse del frío de sus países”.

También explica que a nivel gastronómico podemos encontrar grandes sorpresas a parte del típico plátano ya que es el sitio del planeta con más variedad de quesos. Pero lo que  destaca es  el vino de las islas, que fue bautizado por William Shakespeare como “maravillosamente penetrante y perfuma la sangre”

No hay que irse muy lejos para disfrutar de un paraíso subtropical

El archipiélago no sólo cuenta con sol y playas sino que la isla de  Gran Canaria está considerada un “continente en miniatura” porque se pueden apreciar distintos paisajes de montañas y volcanes en muy poco espacio.

Otro elemento característico de la Isla son las Dunas de Maspalomas, un mini desierto situado al sur en el que cada tarde se concentran decenas de turistas para apreciar los mejores atardeceres.

Estas islas son el primer destino turístico de naturaleza en la historia de la Humanidad. A tan sólo dos horas y media de Madrid se puede disfrutar del verano cuando se quiera.

About Victoria Larrodé

Estudiante, 5º de Periodismo