Dewey Bozella (52 años): ¿Hasta cuándo se puede boxear?

El pasado 15 de octubre, Dewey Bozella debutó como boxeador profesional a los 52 años de edad tras haber pasado casi media vida en la cárcel por un delito que no cometió. Fue un combate corto, concertado a cuatro asaltos, que hizo realidad el sueño de este neoyorquino amante del boxeo. Sin embargo en el aire queda la duda de si Bozella hizo bien en arriesgar su integridad física entrando a competir en la élite a una edad tan avanzada.

Teniendo en cuenta que el combate sólo fue de cuatro asaltos y que el púgil Dewey Bozella ya llegaba con una cierta preparación de la prisión de máxima seguridad Sing Sing Correccional Facility, donde había conseguido imponerse en un campeonato de peso semipesado, se podría decir que Dewey no corrió un grave peligro porque la situación no le cogía de nuevas. De hecho, sabía a qué se enfrentaba. Aunque eso quiere decir que no existan ciertos riesgos.

Realmente el mundo del boxeo siempre ha ido acompañado por la mala fama de ser un deporte violento en el que el espectáculo prima sobre la integridad física.

Tal vez no haya muchos boxeadores, que como Bozella, inicien tan tarde su carrera, pero sí que se han producido multitud de casos en los que muchos no han visto a tiempo la necesidad de retirarse y han sufrido en sus últimos años casi más que en toda su carrera. Algunos de estos han llegado a competir a edades que han rondado o sobrepasado la cincuentena de años. La pregunta es, por tanto, ¿cómo puede afectar negativamente a un boxeador el mantenerse en la élite a edades avanzadas? ¿Acaso hay mucha diferencia entre un joven y un adulto a la hora de medir las consecuencias producidas por los golpes encajados?

Los riesgos del boxeo

En principio hay que decir que el riesgo de lesiones cerebrales siempre está presente independientemente de la edad y es la secuela más temida de la práctica del boxeo; aunque sorprendentemente las consecuencias son peores cuando se trata de boxeadores más jóvenes. En estos casos los efectos de posibles lesiones permanecen ocultos y van aflorando con el paso del tiempo en lo que se conoce como demencia pugilística. Esta enfermedad se reconoce en la mayoría de ex boxeadores profesionales por los síntomas de vesania y afección de Parkinson.

De modo que, desde el punto de vista médico, el hecho de competir en la élite pugilística a edades más avanzadas como Dewey Bozella no supone mayores problemas para la salud del boxeador en cuanto a las inquietantes lesiones cerebrales. El déficit de estos púgiles con respecto a otros más jóvenes es claramente la velocidad y la capacidad de reacción, que de forma indirecta puede considerarse un riesgo para su salud mental debido a la menor capacidad de esquivar golpes.

En todo caso, su problema está más cercano a las lesiones de tipo muscular ya que los músculos jóvenes poseen mayor resistencia y mayor facilidad para la recuperación. Así que independientemente de la edad, lo que queda claro es que la práctica del boxeo implica riesgos que se deben ser asumidos por quienes ejercen este deporte, especialmente a nivel profesional.

Boxeadores muertos en combate

Los principales riesgos de este deporte se concentran en los problemas mentales que generan a largo plazo en los boxeadores, tales como el alzhéimer, el parkinson  y la demencia, sin olvidar el sombrío caso de las muertes en el ring. Durante la última década un total de catorce púgiles han fallecido en pleno combate, principalmente a causa de derrames cerebrales provocados por los reiterados golpes en la cabeza. La edad media de todos ellos es de poco más de 25 años, siendo Evander Johnson el de mayor edad con 35 años y Crescencio Mercado, el más joven con 19 años.

No obstante, Dewey Bozella ha demostrado ser bastante racional, ya que una vez cumplido su sueño de boxear como profesional y vencer, ha optado por retirarse. A partir de ahora se dedicará a la fundación que lleva su nombre para abrir un gimnasio de boxeo en Nueva York que aparte a los jóvenes de las calles.

About Darío Soriano Gallego

Estudiante de 3º de periodismo