El bachillerato de excelencia, visto desde dentro

El 14 de septiembre arrancaba el curso para los alumnos del Instituto San Mateo. Este centro es el pionero en impartir el denominado bachillerato de excelencia. Los alumnos de la ESO con una nota de corte de 7 o superior tuvieron que presentarse a una prueba de nivel para poder entrar a este instituto.

El centro ha sido dividido en cuatro grupos, coincidiendo con las cuatro ramas del bachillerato: Ingeniería y Arquitectura, Ciencias de la Salud, Ciencias Mixto y Artes y Humanidades.

Los alumnos del San Mateo confiesan que “al principio nos sentíamos un poco raros por el hecho de que éramos los privilegiados de Madrid, pero ahora que llevamos un poco más de un mes de clase, todo se ha normalizado”.

Sin duda los estudiantes de este centro tienen las mejores notas de Madrid y por ello deben sentirse afortunados. Sin embargo Carlos dice que “no somos afortunados, simplemente es una oportunidad para nosotros a la par de que es una ventaja para todos”. “El bachillerato de excelencia nos permite avanzar más rápido que otros compañeros que no tienen nuestro nivel y también permite a los profesores enseñar más y mejor”. “No se trata de apartarnos de nuestros compañeros de siempre, se trata de hacer una clase con alumnos distintos”, afirma Adrián.

El bachillerato de la excelencia lo podríamos denominar también el bachillerato de la discordia puesto que muchos alumnos y profesores no están de acuerdo en que se hagan esas separaciones en las aulas. Claudia, alumna del instituto San Isidro de Madrid, afirma que “no la parece bien que se hagan diferenciaciones en cuanto al nivel intelectual de los alumnos”. “Claramente esto es discriminación para el resto de estudiantes”, señala.

Pero, al fin y al cabo, ¿por qué no dejar que alumnos brillantes sigan avanzando? Si hay centros de alto rendimiento para estudiantes con un alto nivel físico ¿por qué no puede haber centros para alumnos con un coeficiente intelectual superior a la media?

(Visited 422 time, 1 visit today)

About Raquel Serrano Martín

Estudiante de 3º de Periodismo