Las empresas se apuntan a las redes sociales

Los años pasan, el mundo evoluciona y las herramientas de trabajo lo hacen con él. No se podrían entender los utensilios del presente sin antes repasar las épocas anteriores y sus principales inventos. Uno de ellos, la rueda, se descubrió alrededor del 4.000 a.C. Si las armas, el desarrollo de la agricultura, el papel, los acueductos, la imprenta, la máquina de vapor y las mejoras en el mundo del transporte y de la comunicación no existieran, sería imposible entender el mundo actual, en el que los ordenadores son la herramienta más preciada. Del mismo modo que la domesticación de los animales creó la profesión de granjero, el mundo de las computadoras ha dado lugar a un nuevo perfil: “community manager”.

El “community manager” se encarga del éxito y el mayor aprovechamiento de una empresa en Internet. Este profesional trabaja en la gestión, la moderación y la construcción de comunidades en torno a una marca en el mundo de las redes sociales. Las más utilizadas por estos trabajadores son “Facebook” y “Twitter”, que cuentan con más de 500 y 175 millones de usuarios respectivamente. Según el presidente de AERCO (Asociación Española de Responsables de Comunidades Online), José Antonio Gallego, el “community manager” es “quien se encarga de cuidar y mantener la comunidad de fieles seguidores que la marca o empresa atraiga, y ser el nexo de unión entre las necesidades de los mismos y las posibilidades de la empresa”.

Las claves para ser community manager

A continuación, algunas de las claves para sacarle el máximo provecho a esta actividad: se debe dar la cara siempre, esto se consigue asistiendo a diferentes actividades relacionadas con el sector, la permanente interactividad en redes sociales, foros, chats…; el objetivo ha de ser claro: no se pretende vender un producto, sino interactuar con los usuarios para descubrir sus necesidades, quejas, sugerencias…; la calidad de los usuarios prima sobre la cantidad de éstos; no se debe censurar ni borrar el contenido de los usuarios, sino responder a éste de una manera educada; la creación de perfiles en “Facebook” y “Twitter”, así como un “Blog”, son esenciales; por último, el responsable de la gestión en las redes sociales debe estar dispuesto a generar contenido desde cualquier punto (autobús, metro, playa, montaña…).

La constante evolución que atraviesa la tecnología puede que asuste a algunos de igual manera que fascine a otros. Puede que de aquí a unos años se elija como destino vacacional entre playa, montaña o el espacio. Eso aún se desconoce, pero lo seguro es que si hoy no estás en Internet, no eres nadie.

About José María Martínez del Hoyo

Alumno de 3º de Periodismo