La memoria fragmentada del 11-S

“Hacía 27 años que vivía en Nueva York”. Así comienza Francesc Torres a contar todas las experiencias  y sensaciones que experimentó en el Hangar 17 al recordar la, como él mismo llama ,”carnicería” del 11 de septiembre de 2001 , cuando su piso estaba situado a trescientos metros del Word Trade Center.

El Hangar 17, vacío en ese momento en el aeropuerto internacional John F.Kennedy, fue el lugar elegido por la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey para guardar y preservar, a propósito, más de 1.500 artefactos, objetos y restos  del atentado.

La brutalidad de un instante

En 2009, el National September 11 Memorial Museum pidió a Francesc Torres, fotógrafo, que captara el Hangar 17. Ya había estado antes en 2006 allí dentro y confiesa haber pensado mucho en ese lugar durante todo un mes. Éste se puso manos a la obra y rodeado de tonos grises quiso reflejar en su trabajo todo el sentimentalismo, la violencia, la brutalidad de aquel momento, el silencio y el significado que todos aquellos objetos llevaban. “El  resultado es el registro de un tiempo y un sentimiento acallados, captado en un momento que no es el 11-s, pero que no deja de serlo”, resume el propio fotógrafo este encargo.

Ahora todo este proyecto, todos estos fragmentos reocgidos de la Zona Cero a través del nombre “Memoria Fragmentada”, llegan a Madrid , concretamente al Palacio de Cibeles ,y estarán en la capital desde el 16 de octubre hasta el próximo 19 de febrero. Paralelamente se encontrará en el Imperial War Museum de Londres, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (hasta el 3 de noviembre) y en el International Center of Photography de Nueva York.

Nadie se ha olvidado de aquel 11 de septiembre de 2001.

About Sofía Paramio Delgado

Alumna de 3º de Periodismo