¿Pero qué es eso del longboard?

Algo está pasando en Madrid. Últimamente vemos a muchos jóvenes (y no tan jóvenes) con tablas largas bajando por la Castellana,  reunidos en la cuesta de Moyano, o por las calles de nuestro barrio. Y muchos se preguntarán a qué se debe esta epidemia del longboard que se está expandiendo por todo España. Desde el Madrid Longboard Crew a las Longboard Girls Crew tenemos mucho que aprender si queremos formar parte de este movimiento, y es que son más de 62.000 personas las que siguen a estas chicas desde su página de Facebook.

El longboard es un deporte que se realiza con una tabla como las de monopatín, que todos conocemos, pero un poco más larga, y unas ruedas más grandes que ayudan a derrapar. Puede ser considerado desde un medio de transporte que no contamina hasta un deporte extremo que para su uso es necesario un par de guantes, rodilleras, coderas y un casco.

Sería difícil decir con exactitud cuándo comenzó este deporte a ser tan conocido en España, pero definitivamente en este último año se ha aumentado vertiginosamente el número de tablas de longboard vendidas, como el número de eventos realizados con la misión de juntar a todos los longboarders: el Día Internacional del Longboard inventado este año, el cruising Push and Don’t Pollute (Patina y No Contamines), la Noche en Negro (que reunió a 600 personas de todo Europa en nuestra comunidad autónoma)… Éstas y más, son todas las iniciativas de estos longboarders que quieren darse a conocer y pasar un buen rato, a la vez que hacer un buen ejercicio físico, ya que se trabajan las piernas, los brazos, la zona abdominal y la baja espalda: se hace ejercicio cardiovascular y también amigos.

En nuestro Centro Universitario Villanueva también tenemos longers (como comúnmente se conocen a las personas que practican el longboard): Teresa Santos, de 19 años y estudiante de Publicidad y RRPP con EBS, lleva siete meses practicando este deporte y asegura que el longboard le ha cambiado la vida. Ella empezó este hobby probando la tabla de una amiga suya una tarde en un parque, y dice que después estuvo una semana entera viendo vídeos de youtube en su casa, hasta que no aguanto más y se compró una tabla para ella. Su hermano mayor le dio el móvil de un chico que fabricaba las Rustik Soul Longboards en su taller, y que a la vez salía a patinar con una pandilla de chicos varias noches a la semana. Un día llamó a Teresa y la invitó a patinar con otras diez personas que ella no conocía, introduciéndose así al mundo adictivo del “long”.

Las calles de Madrid pueden llegar a ser muy peligrosas, pero estas tablas también pueden llegar a ser peligrosas para el resto de peatones. Teresa gracias a su experiencia, admite que es imprescindible ir siempre atento tanto a los coches como a los transeúntes, pero también dice que es como ir en bicicleta, que lo único que hace falta es que la gente se acostumbre a ver a los longboarders por las calles. En el caso de Teresa, compaginar el longboard con la universidad le ha costado un par de horas menos para dormir, ya que por las noches es cuando la gente suele salir a patinar porque hay menos coches en las calles. Pero también este hobby la ha ayudado a desarrollar su carrera de Publicidad y RRPP, ya que ha empezado a realizar diseños en tablas de longboard, editar vídeos que hace con sus amigas que practican el mismo deporte, y también fue elegido su diseño para el cartel de promoción del Día Internacional del Longboard.

About Maia De Zan

4º de Comunicación Audiovisual del Centro Universitario Villanueva. @maiathesun