25.000 ciber-voluntarios en busca de desaparecidos

Columpio en un parqueVivir sin saber dónde se encuentran nuestros seres queridos es completamente insostenible. Lo peor es no recordar la última vez que viste a esa persona. No acordarte de sus últimos pasos o de dónde y qué estaba haciendo justo en el momento exacto. Cada vez que nos despedimos de alguien o cada vez que un padre baja la mirada al periódico mientras su hijo juega en el parque, estos datos son aparentemente innecesarios pero de vital importancia cuando se trata de una desaparición.

Son 20.000 denuncias de menores desaparecidos las que España registra cada año. La policía asegura que las ocho primeras horas tras una desaparición son vitales y que, una vez pasadas éstas, las posibilidades de encontrarlo con vida se reducen cuantiosamente.

Los niños desaparecidos en Córdoba

Ruth y José, dos hermanos de Córdoba de seis y dos años respectivamente, han sido el último caso de menores desaparecidos que ha conmovido a España. Los pequeños se encontraban jugando en el parque Cruz Conde de Córdoba la tarde del sábado 8 de octubre bajo la supervisión de su padre cuando desaparecieron. Todavía – casi dos semanas más tarde- no hay rastro de ellos. Durante los primeros días, la actitud del progenitor comenzó a ser notablemente sospecha, pues avisó a la policía una hora después de la desaparición y los servicios de seguridad encargados del caso aseguran que su actitud era atípica para estar en su situación. Finalmente, la mañana del martes fue detenido por un presunto homicidio y denuncia falsa, según informa Europa Press.

Cuando se trata de un desaparecido, toda ayuda se queda corta. Son numerosas las páginas webs y las asociaciones que existen para la ayuda y el auxilio de estos casos. El último servicio de ayuda se instauró en septiembre del pasado año: el teléfono de los niños desaparecidos (116000). El uso de este servicio puede ser determinante ya que son ocho de cada diez menores los que fallecen en las tres primeras horas de su secuestro.

Fran Jiménez es el coordinador de la página web de Asociación de Personas Desaparecidas. Este portal nació con dos intenciones claras, según explica. La primera es que “los primeros días los medios de comunicación y los medios públicos sí que se hacían eco. Pero después cuando se pasaba el tiempo los casos caían en el olvido y desaparecían, y entonces era complicadísimo que la gente pudiera retomar los casos”. La segunda intención con la que surgió fue “crear a nivel internacional una red de difusión de imagen de una persona cuando desaparece”.

El método de actuación de la web funciona exclusivamente por internet. “Lo que estamos haciendo ahora es que cuando una persona desaparece o llega a nosotros con la denuncia, nosotros a través de ciber-voluntarios, de correos electrónicos y de redes sociales lanzamos de manera inmediata la foto de la persona desaparecida a más de cinco países del mundo y así creamos una red de difusión”, explica el coordinador.

Sosdesaparecidos es una página web que creció, y poco a poco fue emergiendo hasta tal punto que llegó a internacionalizarse. Fran Jiménez asegura haber tenido casos de Francia o de Polonia, ya que están en contacto con cualquier asociación “que crea conveniente que la foto de un desaparecido de su nacionalidad necesita una difusión a España”.

Cuando se trata de una desaparición, son numerosas las familias que ponen carteles de su ser querido con el fin de obtener ayuda. Además de éstos, Fran Jiménez cuenta que con su web difunden la fotografía del desaparecido por toda la red, algo que “para las familias llega bastante porque así no se sienten solas”, asegura Fran Jiménez.

Además, el portal no se sostiene con ningún tipo de publicidad ni promoción: “es algo completamente gratuito y altruista”, confirma Jiménez. La única asistencia con la que cuenta es la de los ciber-voluntarios. “Tenemos  veinticinco mil ciber-voluntarios que una vez reciben la imagen empiezan a difundir a sus contactos”, dice el coordinador.

A pesar de ser internet y parecer poco el auxilio que se puede dar a través de este medio en estos casos, esta Asociación de Personas Desaparecidas ha conseguido localizar nueve personas, solucionar un caso de secuestro y otro de desaparición por asesinato. “Hace cuatro años desapareció una chica, la policía encontró un objeto que era determinante en su desaparición. Éste se publicó en la web , una persona lo identificó y gracias a él se pudo detener a la persona que supuestamente había hecho desaparecer a la chica”, cuenta Jiménez. Y es que toda ayuda es poca, cuando se trata de un desaparecido.

About Sandra Sanchez Merinero

Estudiante de 4º de periodismo en el Centro Universitario Villanueva