Las “pinceladas” de un ex alumno de Villanueva

Dos rascacielos que parecen inclinarse ante el fotógrafo. Un cielo plomizo, gris, inmenso. En medio, una boca de Metro que lleva al espectador a no se sabe dónde. Ese es el Madrid que nos muestra Luis Vázquez, ex alumno del Centro Universitario Villanueva que acaba de exponer su primera colección de fotografías en el Café Comercial de la glorieta de Bilbao, en el corazón de esa misma ciudad que retrata a lo largo de una selección de entre 20.000 fotografías.

La exposición “Mi ojo derecho”, que estará abierta durante todo el mes de octubre, recoge la mirada de este fotógrafo y nos muestra además lugares y momentos de ciudades como Salamanca, Sevilla, Barcelona y pueblos de la provincia de Badajoz. Por así decirlo, esta exposición contiene “las mejores fotografías de varias exposiciones”. Entre sus fotografías podemos encontrar personas, coches, edificios, luces, palomas…en definitiva, un amplio abanico de realidades urbanas con las que convivimos a diario en esta sociedad que corre cada vez más, plasmadas para poderlas observar, por un momento, con tranquilidad.

Sin un mensaje estrictamente delimitado, el autor nos muestra “pinceladas de aquí y de allá”, aunque la mayoría de las fotografías fueron tomadas en Madrid. A pesar de que el autor no haya realizado las fotografías con la intención de transmitir un mensaje concreto, algunas de ellas pueden suscitar emociones en el público.

Una fotografía de denuncia social

Nos detenemos ante una fotografía. Un cartel mal escrito a mano pidiendo ayuda, un coche aparcado a lo lejos, y en un segundo plano una mano con un vaso; está pidiendo. El juego de posiciones de la fotografía nos desvela lo que más tarde descubrimos al leer el título de la fotografía: “Ignorado”. Deja lugar a una breve denuncia social.

En “soledad urbana” descubrimos una paloma rodeada por ejemplares de su misma especie pero claramente distinta a las demás en colores y tamaño. Además, observamos que es la única que lleva una anilla identificadora en la pata derecha, lo que indica una manipulación por parte del hombre que las demás no han sufrido. La fotografía de este animal tan común nos hace pensar en lo solos y diferentes que podemos sentirnos a pesar de estar en medio de mucha gente que aparentemente es igual.

En otras, como “arco urbano”, que inmortaliza dos famosos rascacielos de Madrid, más que transmitir un mensaje a interpretar por el espectador el fotógrafo juega con el objetivo de la cámara para lograr efectos circulares y que se inclinan hacia dentro en forma de arco como el de esta fotografía. En otra vemos un primer plano de una mujer con accesorios aparentemente indios (pendientes, gorro, collar…) mirando hacia el cielo, con una expresión que transmite esperanza.

En declaraciones a cuv3, Luis Vázquez afirmó que cuando comenzó a hacer esas fotografías no pensaba que iba a terminar haciendo una exposición. Debido a esto, no encontramos una conexión explícita de unas fotografías con otras ya que, como bien explica, el problema de una exposición temática de cara a la venta es que si una fotografía se separa de las otras, queda de algún modo descontextualizada y pierde parte de su significado. De esta manera, el fotógrafo busca “imágenes que por sí mismas tengan valor sin dependencia de otras” y sacarle todo el partido al medio del que dispone sin límites temáticos.

Por otro lado, hoy en día el mundo del arte está siendo constantemente observado y juzgado: “Esto no es arte”, “esta fotografía no tiene sentido”, dicen algunos críticos. Pero nos quedamos con esta interesante frase de Luis Vázquez: “Si una foto merece la pena, ¿por qué no exponerla?”.

About Alejandra Santos

Alumno de 4º de Periodismo y Edición en Medios Digitales en el Centro Universitario Villanueva

1 comments

Comments are closed.