El Bernabéu acoge a sus futuras estrellas

Domingo de fútbol en el Bernabéu, y como en los grandes partidos, todas las entradas estaban vendidas para ver a los mejores jugadores del mundo. Pero ellos no son Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos o Casillas. Tienen unos cuantos años menos, pero pueden llegar a despuntar en el mundo del fútbol dentro de unas temporadas. La final de la Copa Danone se jugó ayer en el estadio del Real Madrid, un torneo que reúne a los niños menores de 12 años procedentes de 40 países.  Los brasileños se llevaron el trofeo tras vencer en la final a la sección de Tailandia por 4 goles a 0.

Muchos de los espectadores llegaron a pensar que no hacía falta que alguno de los jugadores volviesen a sus países de origen. Aprovechando que ya estaban en el Bernabéu, Florentino Pérez les podía fichar ya para la cantera del club blanco. Entre todos ellos, destacó el 10 de la canarinha, un chavalín bajito y rubio que sorprendió por su rapidez.

Zidane, padrino del trofeo

Conocer a Zinedine Zidane, embajador del evento,  es lo que ha movido a los dos millones y medio de niños que han intentado llegar a la final de la Danone Nations Cup. Tras disputar competiciones locales, nacionales e internacionales han sido 560 los que han podido jugar en la ronda final celebrada el viernes y el sábado en la ciudad deportiva “Valle de las Cañas” (Pozuelo de Alarcón).

Y el domingo, a partir de las 9 y media, los 40 equipos tuvieron la oportunidad de pisar el césped del Real Madrid y jugar un partido durante 15 ó 20 minutos (dependiendo del puesto ocupado en la  clasificación).

About Laura Galaup

Alumna de 5º de Periodismo