Dos historias de músicos sin techo

Todos los hemos visto infinidad de veces. Músicos callejeros de todo tipo y condición que amenizan, con mayor o menor fortuna, a los viandantes. La  intención del Ayuntamiento de Madrid de prohibir la música callejera ha reabierto el debate. cuv3 sale a la calle para saber qué piensan estos artistas sin techo precisamente en la Puerta del Sol, de la que tanto se ha hablado en los últimos meses.

Entrevistamos a dos músicos para conocer, de primera mano y a pie de calle, sus vidas, su forma de trabajar y, por supuesto, su opinión sobre el tema. El primer músico con el que conseguimos hablar es Piort, de origen polaco, y que aprendió a tocar la guitarra muy joven.

P. ¿Podría contarnos un poco su vida?, ¿Cómo llegó aquí?, ¿Cuándo fue la primera vez que tocó en la calle?.

Vine andando desde Gdansk (Polonia) hasta Madrid en 2005. Tardé 35 días en llegar con mi novia embarazada de 3 meses y mi guitarra. Estuvimos durmiendo en el aeropuerto de Barajas porque no tenía dónde dormir y no tenía papeles. En mayo del 2006, Polonia se incorporó a la Unión Europea por lo que ya podía viajar por ella sin problemas de visados, documentos, etc. Encontré trabajo en la calle Serrano como cocinero en un café, donde trabajé durante 9 meses, cobrando un sueldo como cualquier otro. Más tarde tuve la suerte de encontrar trabajo en una fábrica de dulces en Arganda. Allí ganaba 1.300 euros al mes con lo que podía mantener a mi familia y pagar un piso de alquiler en La Poveda. En 2009 llegó la crisis, la fábrica despidió a todos los extranjeros y me quedé sin sueldo. Encontré trabajo en Holanda de cocinero en un hotel, y mi mujer y mis hijos se quedaron en Madrid. Pero ella se marchó con un pakistaní que tenía más dinero que yo, se casó con él y se llevó a mis hijos. Me quedé sin nada.

¿Qué tipo de música toca?

Suelo tocar baladas, siempre polacas. Estudié siete años de música en Polonia y fui director de orquesta, pero al final he acabado aquí.

¿Tiene problemas con otros músicos de la calle?

Sí, con los gitanos rumanos, porque no respetan a los demás.

¿Cuánto tiempo toca al día?

Seis o siete horas.

¿Y cuánto gana más o menos?

Hoy he ganado 3,5€ en 5 horas.

¿Qué tiene pensado hacer en el futuro?

Estoy haciendo la banda sonora para un documental que sale en octubre.

 

El segundo de los músicos callejeros con los que habla cuv3 es madrileño, se llama Jesús, toca la guitarra y considera que tocar en la calle es un trabajo como otro cualquiera.

¿Cómo empezó a tocar en la calle?

Por necesidad, por una mala jugada del destino o por un fallo mío. Me quedé sin trabajo por culpa de los problemas con compañeros. Poco después nació mi primer y único hijo y mi mujer se divorció. Vino todo seguido. Entonces me encontré desesperado y recurrí a la salida fácil, a intentar olvidarme de los problemas con la bebida, estuve alcoholizado un tiempo hasta que me replanteé mi vida y vi que no podía seguir así. Lo único que sabía hacer era tocar la guitarra y cantar.

¿Le dio vergüenza los primeros días?

Vergüenza no, cuando estas desesperado y es la última salida no te planteas la vergüenza, todo eso se va. Sí me sentía un poco raro porque no entendía qué hacía una persona como yo, con un hijo, de una familia bien y en la calle. Pero todo se pasa con el tiempo, estoy muy orgulloso de lo que hago porque hago lo que me gusta.

¿Ha tenido problemas con otros músicos?

Sí, solo con los gitanos rumanos. Porque son muchos y van pidiendo dinero por ahí, molestando a la gente en vez de agradarles. Están perfectamente organizados.

¿Lo hace por dinero o porque le gusta tocar?

Lo hago claramente por dinero, esto es “negocio, negocio, negocio”. Nadie lo hace porque quiere o porque le gusta, la gente prefiere tener un dinero y una seguridad y no patearse las calle de arriba abajo. Si es verdad que hay algunos que ocasionalmente salen a tocar a la calle para divertirse y ganarse unos euros pero no es lo normal.

¿Qué horario tiene?

Toco todos los días como siete u ocho horas. Suelo empezar a esta hora (sobre las 16:00) y acabo a las once de la noche o así. Pero yo ya llevo muchos años y tengo un público que me conoce y me quiere, es un espectáculo verme tocar. Al principio era mas difícil pero ahora ya conozco perfectamente los sitios y la gente de cada sitio y voy directo, siempre hago el mismo recorrido, voy buscando sitios con gente “pijilla” , y toco las canciones que ellos conocen y se que les gusta. Por cierto, grabé un disco hace ocho años.

¿Cuánto gana al día?

Suelo ganar una media de 100€ diarios, hay días que solo gano 60 o 70 y otros que tengo un día buenísimo y gano 140€, pero no me gusta trabajar mucho, así que si un día gano mucho me voy antes de tiempo, no me quedo hasta la noche. Yo con 1300€ al mes voy “sobrao” y mi hijo y yo vivimos perfectamente, yo hago vida con el igual que cualquier otro padre, me lo llevo al parque de atracciones, vamos al cine, le compro algunos juegos de la consola…

¿Se gana más en verano que en invierno?

Sí, claro, en invierno la gente está menos tiempo en la calle y más en sus casas. Cuando llueve en invierno o hace mucho frío me voy a túnel de O´Donnell y toco allí con el amplificador.

¿No se le resiente la voz de tanto cantar?

No, que va, llevo ya mucho tiempo haciéndolo, cada vez que llego a mi casa me tomo un vaso de agua caliente con limón y hago gárgaras para aliviarla un poco y punto.

¿Qué tiene pensado para el futuro?

Seguir como hasta ahora si el cuerpo aguanta, estoy intentando grabar otro disco y el 1 de junio salgo en el programa de TV “Callejeros”.

 (Con la información de Carlota Gómez)