En la trastienda del balcón de Génova

[smooth=id:2;]

En medio de vítores, aplausos y confeti, el balcón de la calle Génova puso el broche final a una noche electoral para el recuerdo. Cuv3 se acercó allí para narrar los momentos clave de la jornada.

Saliendo del metro de Alonso Martínez se comenzaban a escuchar las canciones que iban a animar la noche electoral en la sede del PP. A las nueve todavía no había cánticos, sólo pachanga. Cerca de 100 personas movían sus banderas al son de “Europe´s living a celebration” o “Color esperanza”, bailaban y se hacían fotos para inmortalizar el momento.

Conforme avanzaba la noche la media de edad iba disminuyendo con la llegada de parejas jóvenes o grupos de amigos. En las aceras colindantes, las banderas que distribuían los miembros del partido volaban según aparecían. Cada media hora llegaban nuevas remesas, a la vez que otros hacían negocio vendiendo banderines de España a 1€.

Con los primeros acordes del himno del PP la gente ya comenzó a empaparse del ambiente político, levantaban banderas y se escuchaba “presidenta, presidenta”. Mientras en la puerta de la sede no paraba de entrar y salir gente.

“Todo recto” hasta el balcón del PP

En una de esas salió un antiguo hombre fuerte del PP, el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano. Aprovechando el barullo, el equipo de cuv3 decidió adentrarse en las oficinas de Génova 13 para vivir el ambiente. “Tira todo recto” era lo único que tenían en mente estas dos redactoras.

Pasados los agentes de seguridad, se encontraron con la sala que daba al balcón, en el que unas horas después iban a aparecer los populares, llena de gente brindando con copas de champán y celebrando los buenos resultados que se estaban anunciando. Era un ir y venir de camareros, se podía observar una cuenta atrás de la campaña electoral que había finalizado esa noche: “faltan 00 días”. En la pared opuesta una pizarra indicaba el resultado en escaños correspondiente a cada pueblo.

Continuando por el pasillo de la primera planta estaban los periodistas viendo la comparecencia de Gallardón desde Cibeles. Una veintena de medios tomando notas, y tratando de informar de cada momento de euforia, vítores y aplausos que se escuchaban en la otra sala: “acaban de llegar Gallardón y Cobo”, “Cospedal barre en Castilla La Mancha”. Se comenzaron a impacientar, y solicitaban que hubiese alguna declaración sobre la medianoche.

El anuncio de la rueda de prensa de Esperanza Aguirre pilló por sorpresa a los medios, que se desplazaron corriendo a la planta baja. Coincidió con las declaraciones desde Ferraz de Zapatero. La presidenta llegó y comunicó oficialmente su victoria electoral, respondió una decena de preguntas y desapareció.

Después de la comparecencia de Ana Mato, el siguiente paso era salir a la calle para vivir la ovación de los ciudadanos a los ganadores. Aparecieron los políticos y la calle comenzó a rugir y mover banderas. Aguirre y Gallardón disfrutaron de su victoria electoral, aunque los gritos“¡Que se besen!¡Que se besen!” no se hicieron realidad.

Con este clima de euforia y entusiasmo, Génova despidió una noche que espera poder revivir el próximo año.

(Con información de Laura Galaup)

About Victoria Gallardo

Estudiante de 5º de Periodismo