Haz caso a tu community manager: si te critican tienes un problema

¿Quién hoy en día no usa Facebook?¿O Twitter? ¿O Tuenti?¿O no tiene un blog? Estas son las preguntas con las que María Bretón Callejo, miembro de AERCO (Asociación Española de Responsables de Comunidades Online), ha comenzado su exposición sobre los Community Manager y las redes sociales en las Jornadas de Publicidad del Centro Universitario Villanueva.

Hoy en día 6 de cada 10 españoles está conectado a internet y el 85% de los internautas españoles mayores de 15 años utiliza las redes sociales. “Las redes son conversaciones que construyen una estrecha relación entre las personas, pero también con las marcas y las compañías”, según define Bretón.

Sin embargo, los Social Media “no son la solución a todos los problemas” ni suponen una moda pasajera, por lo que “no todas las empresas tienen por qué estar en los Social Media ni tener su target en las redes sociales”, según Bretón.

Aun así encontramos diversidad de empresas, sobre todo empresas pequeñas con pocos recursos, con presencia en las redes sociales que gracias a los códigos BIDI, que permite el acceso a las redes sociales desde cualquier Smartphone, han obtenido presencia en otros medios y posicionar mejor su empresa. Actualmente, a algunas empresas el 75% de los pedidos les llega a través de Smartphone y no desde la página web.

Más del 75% de los usuarios de internet toma sus decisiones basándose en la información que obtienen en Internet, confiando por tanto en las redes sociales. Por ello mismo las empresas están concediendo cada vez más importancia al Crowdsourcing y la interacción con el usuario, es decir, “ver lo que quiere y dárselo”, dice Bretón.

Los requisitos par ser un community manager

“Quieras o no, se habla de tu empresa; si la están criticando es tu problema, así que no lo ignores”,  aconseja Bretón. El perfil de un community manager no está perfectamente definido. Sin embargo, los conocimientos en marketing, publicidad o ventas son necesarios, así como cualidades  personales imprescindibles como la capacidad de saber escuchar, la capacidad para comunicar con un lenguaje claro y preciso y la predisposición al trabajo on y off line. Junto a esto, ayudan mucho la empatía, el sentido común y la tranquilidad para aceptar críticas.

“Lo mejor es compaginar on y off line” dice Bretón, así como dominar la informática a nivel de usuario y de programador, y tener conocimientos en inglés, alemán y chino.

Para concluir,la ponente ha dado especial importancia al uso responsable de las redes sociales, y al peligro de colgar determinada información personal en ellas. “Las redes sociales te permiten obtener mucha información y que los demás puedan obtener información de ti”, concluyó.

1 comments

Comments are closed.