“No debemos permitir que se llame periodista a cualquiera”

El periodista Dan Gillmor escribió una vez para Salom.com: “Todos creamos contenidos. Cualquiera puede cometer un acto de periodismo y muchos de nosotros lo haremos. Podemos contribuir al ecosistema periodístico una vez, rara vez, con frecuencia o constantemente… ¿El muro de Facebook? para algunos son noticias, ¿no?, ¿las fotos en Flickr?, ¿los vídeos de Youtube?”

Si cualquiera puede hacer esto hoy día con los medios digitales que existen a disposición de todos, ¿qué es entonces un periodista?, ¿quiénes son los periodistas? y ¿qué los diferencia?

Para intentar responder estas y otras preguntas acudió el pasado miércoles José Antonio Araquistáin, hasta hace poco redactor jefe de política de la COPE y actual jefe de investigación de dicha cadena radiofónica, a la facultad de comunicación del Centro Universitario Villanueva.

Tras hacer una breve referencia a su experiencia profesional, la cual ha estado ligada a la cadena COPE desde sus inicios, y a los distintos cargos que ha ido ocupando a lo largo de este tiempo en ella, Araquistáin se ha querido centrar en el momento de controversia por el que está pasando la profesión, al que se ha referido como una “encrucijada entre la alta tecnología y el viejo oficio”.

En una era en la que cualquier persona tiene la posibilidad de comunicar en el momento gracias a los teléfonos móviles e internet, Araquistáin señala que el verdadero periodista debe destacarse con una buena formación y reafirmar su labor para con el mundo con información de calidad hecha por profesionales. Porque de otro modo sólo se logrará desinformar, o informar de forma masiva que, en ambos casos, no logrará llegar al público. “No debemos permitir que se llame periodista a cualquiera”, aseguró.

“El periodista debe creer en la nobleza de su oficio; damos un servicio a la sociedad, y es necesario reivindicar la dignidad de la profesión en estos tiempos difíciles”

También, en un tono distendido, ha compartido sus impresiones acerca de la figura del presidente del Gobierno y sus actuaciones, ya que durante los dos últimos años este periodista ha sido el encargado de cubrir los viajes de José Luis Rodríguez Zapatero. “Ha sido un privilegio ver al poder en primera línea” confesó, aunque el balance que hace del presidente sea negativo, retratándole como una persona desconfiada con la prensa.

Para concluir, Araquistáin ha querido finalizar la reunión invitando a los alumnos  a confiar en el futuro de la profesión que van a desempeñar el día de mañana.