“Pagamos 4 euros por un café en Starbucks. ¿Por qué no por una revista?”

Los directores de The New York Times, Le Monde, Der Spiegel y The Guardian debatieron en la tarde del miércoles en Madrid sobre la situación del periodismo actual con Javier Moreno, director del El País, como anfitrión. Una reunión para la que más de 500 asistentes guardaron cola a la entrada del Auditorio del Museo Reina Sofía.

La conferencia, que duró una hora y media, trató casi en su totalidad sobre las  consecuencias informativas del fenómeno de Wikileaks: “Wikileaks es un síntoma de lo que está pasando últimamente en internet”, afirmó Bill Keller, director de The New York Times. Sylevie Kauffmann, directora del periódico francés Le Monde, completó la tesis asegurando que la aparición de Wikileaks es una confirmación más de la íntima relación entre prensa y democracia: “El cablegate no ha cambiado el periodismo en lo fundamental, pero ha contribuido mucho a nuestro esfuerzo por conseguir una mayor transparencia”, apuntó Kauffmann.

Para todos los asistentes el gran protagonista de las exclusivas más valiosas y recientes del siglo XX tiene nombre y apellidos, Julien Assange: “Assange no es una fuente, es un intermediario, pero sería absurdo juzgarle a él sin juzgarnos a nosotros mismos”, indicó el director del inglés The Guardian, Alan Rusbridger.

Los cinco directores conicidieron en la necesidad del periodista como garante de la información de rigor ante filtraciones como las de Wikileaks. Ese gatekeeper que debe velar por la publicación responsable de la información sigue siendo una necesidad imperiosa para toda la prensa mundial: “No podíamos publicar lo que Wikileaks nos daba en bruto porque nos arriesgábamos a poner en peligro las vidas de gente totalmente inocente”.

La conferencia terminó con un debate sobre el futuro del periodismo. El “sí” fue la respuesta general, eso sí, con matices: “Los periódicos no podrán sobrevivir si no convencemos a la gente de que hay que pagar por ellos”, afirmó la directora de Le Monde. El punto reivindicativo lo aportó George Mascolo, director del diario alemán Der Spiegel, que instó a la necesidad de cambiar mentalidades, para poder así instalar un modelo de negocio exitoso para la prensa del futuro: “No entiendo que la gente nos reclame el precio de los periódicos. Si pagan cuatro euros por una café en Starbucks, ¿por qué no lo va a hacer por una revista que hacemos entre doscientas personas?

(Con información de Livia Mirón y Alejandro Matas)

About Miguel Morales

Licenciado en Periodismo

1 comments

Comments are closed.