Menús baratos y música gratis en busca de novios casaderos

Casarse es uno de los momento más importante para la vida de una persona. Sin embargo, una boda normal hoy en día, con una media de 100 invitados, es difícil que baje de los 20.000 €. La gente que en la actualidad desea casarse lo está posponiendo debido a la situación de crisis en la que vive el país. La dificultad para poder encontrar una casa asequible al sueldo que se tiene nada más salir de trabajar, la crisis laboral y el miedo a perder el trabajo hace que los planes de boda se pospongan.

Asimismo, el número de invitados a las bodas se ha reducido, ya que un menú cuesta de media unos 100€, y eso que hace que aumente el precio total. Esto repercute en el número de ingresos de los locales de bodas. Sin embargo, no solo los novios reducen el número de invitados, ya que, cuando les toca ser invitados, muestran poco interés en asistir a estas celebraciones por el dinero que se tienen que gastar en regalos y trajes.

“Antes, con el boom que hubo hace unos años, teníamos bodas jueves, viernes y sábados. En la actualidad los jueves ya no hay bodas y conseguir una para los viernes suele ser muy difícil” afirma a cuv3 Suso López, gerente de varios locales para bodas.

Los empleados se bajan el sueldo

Para intentar mantener el mismo número de bodas por año, en la actualidad se han rebajado precios de los menús y se regalan cosas como la música durante o la comida. Por hacer la celebración un viernes o en fechas de temporada baja (entre noviembre y marzo) hay además una hora más de barra libre y música.

Del mismo modo, los sueldos también se han reducido. “Yo antes por tres horas de trabajo ganaba 92€, y ahora por tres o cuatro horas me pagan 70€” señala a este periódico Luis Gómez, un disjockey de fiestas para boda.

Para este año está previsto que el sector de las bodas comience a recuperarse y en 2011 se espera un crecimiento del 5% en el número de enlaces matrimoniales.

About Pablo Venero

Alumno 3º Periodismo

1 comments

Comments are closed.