El turismo también pierde con las revueltas de Túnez

Estos días se celebra en Madrid la 31ª edición de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), donde se expondrán miles de agencias de viajes, hoteles y países para tratar que los viajeros se decidan por ellos a la hora de irse de vacaciones. Esta feria supone una gran oportunidad para darse a conocer, y una inmejorable ocasión de consolidarse como un gran destino turístico en el panorama internacional.

Los países que más éxito suelen obtener en este tipo de exposiciones son los destinos de “sol y playa”, pero la situación actual de muchos de ellos ha influido notablemente, y no precisamente para bien. Los estados que se han visto más afectados por su situación son, sobre todo, Túnez, por las revueltas ocasionadas a causa del cambio de gobierno, y Turquía, donde el alza de precios ha traído consecuencias.

El caso de Túnez es probablemente el más grave de todos, y hasta tal punto ha llegado la situación en el país que los miles de turistas que allí se encontraban disfrutando de su tiempo libre tuvieron que ser desalojados y repatriados a sus países de origen.

Túnez era la tercera potencia africana en cuanto al turismo se refiere, recibiendo cerca de 7 millones de visitantes extranjeros al año, y situándose así detrás de Egipto y Marruecos en la vanguardia turística del continente. Según los cálculos de algunas agencias de viajes, a causa de la situación que se está viviendo en el país la caída del turismo puede llegar al 10%, o incluso superarlo.

Son muchos los turistas que han cancelado sus vuelos, y se han decantado por otro destino.

A pesar de todo esto, es posible que se pueda sacar algo positivo, sobre todo en las costas de nuestro país. Túnez siempre ha sido uno de los “rivales” directos con la Comunidad Valenciana o con las Baleares. A solo una hora más de viaje, pueden disfrutar de un destino con playas más exóticas y con una cultura diferente.

Los expertos aseguran que aún queda mucho tiempo para verano, que es cuando estos destinos están verdaderamente solicitados, pero en un principio aseguran que la crisis por la que está pasando el país africano pasará factura. “Ahora, con toda esta situación, es posible que se incrementen las visitas turísticas a nuestro país”, según afirma una empleada del departamento de viajes del Corte Inglés.

Sea como fuere, los cambios que está sufriendo el país del Magreb no pasan desapercibidos, y todos los medios de comunicación se han hecho eco de su situación. Las cancelaciones se han acumulado en las agencias de viajes, y por si no fuera suficiente con la crisis económica, ahora tendrán que hacer frente a un más que posible descenso del turismo.

About Rafael Aguilar

Alumno de 5º de periodismo @rafagelo