El cine español se moja con “También la Lluvia”

Apenas lleva una semana en cartelera y la película de Icíar Bollaín ha recorrido un camino que pocas cintas consiguen lograr en tan poco tiempo. Tras imponerse a la exitosa Celda 211 y a Lope, También la Lluvia consiguió ser la elegida para representar a España en los Oscar en la categoría de Mejor Película en habla no inglesa. Ahora se enfrenta a 13 nominaciones en los Permios Goya, entre los que se encuentran Mejor Película, Mejor Actor o Mejor Guión Original.

Un equipo de rodaje se traslada a Bolivia para llevar a cabo su película y mostrar la verdadera historia del descubrimiento de América. El guión de También la Lluvia refleja el choque de dos posturas en el mundo del cine. Costa (Luis Tosar) es un productor cinematográfico obsesionado con sacar su película adelante con un presupuesto mínimo, frente a la postura de Sebastián (Gael García Bernal), director del proyecto, pretende mostrar una imagen de Colón cuyo único objetivo era el oro.

A  medida que transcurre el rodaje del film, sus tareas se verán interrumpidas por los acontecimientos sociales acontecidos en el país. La Guerra del Agua (ocurrida realmente en el año 2000) será la disputa que entorpecerá el rodaje de la película, hasta el punto de que los propios miembros del equipo, sin comerlo ni beberlo, se verán involucrados en los conflictos sociales del país.

También la Lluvia pone de manifiesto cómo a pesar de que han pasado más de 500 años del descubrimiento de América, aún, a día de hoy se producen conflictos que poco distan de la sociedad de aquél entonces.

Otro dilema ético que encontramos en el film es el de diferenciar dónde está la raya que separa la lucha por el trabajo de la cuestiones personales, dando a entender que no todo vale a la hora de hacer cine.

Los Oscar, el próximo reto de Icíar Bollaín

La directora siempre ha desarrollado su carrera cinematográfica enfocada a temas sociales. Desde Hola, ¿estás sola?, con dos adolescentes como protagonistas, hasta Mataharis, donde tres mujeres detectives analizan la España del siglo XXI.

A Bollaín le espera ahora recoger los premios que seguramente le proporcionará esta película. La primera cita la tiene el 13 de febrero en los Premios Goya, donde una de las candidaturas a las que opta su película es a la de Mejor Dirección. Antes, el 25 de enero conoceremos si También la lluvia se encuentra entre las nominada por la Academia de cine estadounidense a la Mejor Película en habla no inglesa.

Si finalmente consigue colarse entre las elegidas, Bollaín tendrá que esperar al 27 de Febrero, fecha en la que se celebrará la 83 edición de los Oscar.

El cine español se moja con También la Lluvia y logra limpiar la no tan buena imagen que nos dejó la cartelera española en el 2010.

About Luis Renes

Estudiante 5º de Periodismo luisrenesmoran@gmail.com @luis_renes