Punto y seguido a la “Ley Sinde”

¿Qué es la “Ley Sinde”? Probablemente, esta palabra la haya escuchado muy a menudo durante la última semana, pero mucha gente se mostrará ajena a este problema. Corría el mes de diciembre de hace un año cuando el Gobierno, de la mano del Ministerio de Cultura, se planteó el cierre de las páginas webs que facilitan sin permiso la emisión de contenido con derechos de autor, propugnada por Ángeles González Sinde y apoyada por multitud de productoras y discográficas (SGAE, EGEDA, ADICAN…), que quieren “acabar con 200 páginas webs que representan el 90% de la piratería”, según afirma el Ministerio de Cultura.

Como contrapunto tenemos a los IPS (operadores con acceso a Internet), asociados con Redtel, y apoyados por una infinitud de bloggers, hackers y consumidores de páginas de descargas gratuitas. Este grupo decidió romper los acuerdos para llevar a cabo una posible autorregulación. Su defensa se remite a que “el acceso a la cultura debería de ser libre, y hay otros medios de ganar dinero que no sea ni con precios abusivos ni con canon”, asegura un seguidor en contra de esta ley.

“Se debe buscar un punto medio en el que se pueda seguir accediendo a toda la cultura sin limitaciones y seguir pagando a los autores. Ninguno de los dos extremos ahora mismo está bien…”, asegura.

La tensión ha llegado a un punto de no retorno. Ni el Gobierno ni los IPS y sus seguidores quieren dar su brazo a torcer, y han decidido jugar hasta la última pieza para derrocar a la reina, como si de una partida de ajedrez se tratase. Por esta razón, las principales páginas de descargas en Internet han dado el primer paso al cerrar sus portales como protesta, con el lema “si se aprueba la ley Sinde, esta página desaparecerá”.

Con el paso del tiempo, la “ley Sinde” se ha ido cargando de detractores, y las actuaciones en contra de esta ley iban en aumento. Con el apoyo popular, y los tejemanejes de los partidos políticos,  una página web se encargó de atacar las páginas webs del PSOE, CiU, PP y PNV, lo que provocó la caída del servidor.

La amenaza de “Anonymous valenciano” se cumplió tal y como anunció, por medio del denominado DDOS, un programa que se incorporó a la página web que se encarga de mandar solicitudes de entrada a la página que desees, lo que provoca la caída del servidor, ya que solo aguantan un número determinado de solicitudes de entrada.

El martes 21, el Congreso abría sus puertas para fallar a favor o en contra de la “ley Sinde”, sometida a votación popular entre distintos partidos políticos. Por diferentes motivos, la votación se prolongó hasta las 21.00 horas, donde la “ley Sinde” no pudo salir hacia delante por un total de 18 votos a favor, y 20 en contra de la ley.

La apuesta de González Sinde no ha logrado avanzar por diversas razones: la primera de ellas ha sido el rechazo de PNV, sumado a la ruptura de las negociaciones entre CiU y el núcleo socialista. A última hora, y viendo el posible batacazo, el PSOE intentó negociar con el PP, pero éste le ha negado la ayuda. De esta manera, la ley tendrá que ir al Senado, una cita prevista para el 18 de enero, en busca de los apoyos necesarios para salir adelante.

About Víctor Manuel Molina Pozo

Estudiante de 5º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva. Twitter: @VictorMolina7

Deja una respuesta