El Circo del Sol nos “hechiza” de nuevo

No es un circo cualquiera no, es el Circo del Sol. Un clásico ya en el mundo del espectáculo. De origen canadiense, estos artistas presentan en Madrid su nuevo espectáculo, “Corteo”, o “cortejo” en italiano.

Pero los amantes de este espectáculo tendrán que esperar hasta abril para poder disfrutar de esta nueva propuesta que trata de “un desfile festivo imaginado por un payaso”. Este personaje acude a su propio funeral, que unos ángeles de la guarda presenciarán en silencio. Siguiendo la línea creativa que caracteriza a este circo, una vez más optarán por la magia, la música lírica y pícara, o la mezcla de sentimientos para ilustrar esa porción de humanidad que reside dentro de nosotros.

Lo que es ahora el famoso Circo del Sol no era más que un grupo de artistas callejeros de Québec, entre ellos su fundador Guy Laliberté, que antes de emprender esta aventura recorrió el continente europeo como músico folclórico y ambulante. Sus números ya llamaban la atención por su originalidad. Pero fue en 1984 cuando tendrá lugar la primera representación y gira por toda la provincia canadiense.

Ellos mismos se describen como un montaje dramático de artes circenses y esparcimiento callejero cuya misión es “invocar a la imaginación, incitar a los sentidos y despertar las emociones de la gente de todo el mundo”. Esa originalidad ha sido lo que sin duda les ha llevado a alcanzar el éxito y a diferenciarlos de los demás circos.

A partir de entonces no han dejado de triunfar por todo el planeta y muchos de sus números incluso se nos hacen conocidos como “Alegría”, “Saltinbanco” o “Varekai”(que actualmente sigue de gira por España), entre otros veintitrés números más.

El Circo del Sol se ha convertido en un espectáculo que muchos ya no perdonan, diversión para todos los públicos, aunque especialmente para mayores, que lo disfrutan como auténticos niños grandes.

About Rosa Ferrin

Alumna de 5º de Periodismo

1 comments

Comments are closed.