La supervivencia del tigre pasa por San Petersburgo

Estos días se está celebrando una cumbre en San Petersburgo para hacer un último intento para salvar al tigre. El objetivo de esta reunión, que contará con la participación de 13 países y de 40 organizaciones internacionales dedicadas a la conservación de la naturaleza, como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), es doblar el número de ejemplares en el año 2022. Hoy en día tan solo hay 3.200 ejemplares, pero se espera que puedan superar los 7.000 para esta fecha.

Un estudio realizado por la WWF ha sacado a relucir que en el último siglo el número de ejemplares de esta especie  de felinos se ha reducido en más de 100.000, dejando en un claro riesgo de extinción a esta especie.

 El embajador de esta cumbre es el presidente ruso Vladimir Putin, pero otros 12 países en los que habitan diferentes especies de tigres también estarán presentes para intentar llegar a una solución para poder salvaguardar esta especie única. Además de Rusia, estarán Bangladesh, Bután, Camboya, China, India, Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Nepal, Tailandia y Vietnam.

Pero el caso del tigre no es el único que preocupa a las organizaciones y a la sociedad, ya que miles de especies están en peligro de extinción, y si no se remedia poco a poco irán desapareciendo.En el último año, hay diez especies que están en un alto riesgo de quedar extinguidas. Esta lista está encabeza por los tigres, pero también la conforman los osos polares,  el león marino del Pacífico, el pingüino magellanic, la tortuga espalda de cuero, el atún de cola azul, el gorila de la montaña, la mariposa monarca, el rinoceronte de Java y los pandas gigantes.

Además, un informe reciente revela que las abejas podrían desaparecer en no muchos años, hecho que no es nuevo, ya que desde la década de los 90 se conoce este riesgo, pero en los últimos años este problema se ha acentuado. Curiosamente, Albert Einstein ya predijo este posible desenlace, del que aseguró que “si la abeja desapareciera de la superficie del globo, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida: sin abejas, no hay polinización, ni hierba, ni animales, ni hombres”.

About Carlos Ocon

Alumno de 4º de periodismo