Un colegio con mucho color

En todo el colegio Padre Coloma únicamente tres alumnos son españoles. El resto proceden en su mayoría de Hispanoamérica, y de Europa del este. Ecuador y Colombia encabezan el podio de nacionalidades.

El colegio Padre Coloma está ubicado en el distrito de San Blas. Se encuentra situado en una zona urbana residencial, próxima a la calle de Alcalá, en la que existen diferentes servicios: pequeños comercios, centros de Salud, instalaciones deportivas, biblioteca, etc. En definitiva, no tiene nada que envidiar a los demás centros.

Existen varios colegios concertados en la misma zona con amplia oferta educativa, que habitualmente está cubierta por alumnado español de manera casi inmediata. Este motivo repercute en la concentración de alumnado inmigrante en este centro. Esta situación la denuncia el centro educativo. Solicitan el reparto equitativo de este tipo de alumnado entre todos los centros educativos, sostenidos total o parcialmente con dinero público (concertados).

Actualmente, de los 205 alumnos matriculados, alrededor de un 75% es considerado alumnado inmigrante por parte de la administración educativa. Dentro de los considerados españoles, la gran mayoría son nacidos en España pero de padres extranjeros, lo que no significa ningún avance en los problemas sociales y familiares que conlleva este tipo de alumnado.

Es, probablemente,  uno de los Centros de la Comunidad de Madrid con mayor número de inmigración de diversa procedencia: Ecuador, República Dominicana, Colombia, Perú, El Salvador, Brasil, Estados Unidos, Venezuela, Marruecos, Argelia, China, Bangladesh, Guinea Ecuatorial, Guinea Bissau, Paraguay, Francia, Moldavia, Rumanía, Ucrania, Polonia, Rusia, Bolivia, Suecia, Bulgaria y Cuba.

Para darle mayor complicación, a la ya difícil situación de un colegio compuesto por muchas minorías se une el hecho de hay tantas creencias como alumnos prácticamente. Las diferencias  religiosas, culturales de raza o género son tratadas en el centro de manera respetuosa; la religión católica es demandada por más de un 70% del alumnado y se atiende, a pesar de que la ley no lo exige. También hay peticiones de menú diferenciado para los alumnos de religión musulmana y del profesorado católico.

Un centro de estas características supone un reto distinto para cada día. Los problemas más frecuentes con que se encuentran los profesores de la escuela son de tipo social. Muchas veces los alumnos sufren malos tratos por parte de sus padres. No obstante, nada puede hundir la moral de unos profesores dispuestos a darle la vuelta al mundo como un calcetín.

About Alvaro Canosa

Alumno de 3º de Periodismo